Depresión y suicidio en el adulto mayor

La depresión es la enfermedad mental más común en el adulto mayor y se va a caracterizar por un estado de tristeza, melancolía, desmotivación asociado a una serie de síntomas orgánicos como falta o exceso de apetito, falta o exceso de sueño, dolor de alguna región del cuerpo etc.
RPP/Claudia Alarco

Hace unos días el mundo se conmocionó con la muerte ocasionada por suicidio del famoso y destacado actor norteamericano, Robin Williams. Nadie podría entender el por qué un hombre exitoso y triunfador como Robin Williams, famoso por sus películas, tipo comedias o bien dramáticas, pero todas con un contenido espiritual esperanzador como “La Sociedad de los Poetas muertos”, o “Patch Adams” en donde interpreta a un médico que solía vestirse de payaso para alegrarle la vida a los niños víctimas del cáncer en un hospital.

Pero el caso de Robin Williams no es el único caso de un personaje famoso que se suicida, la lista es muy larga, y va desde actores como Marilyn Monroe, o Pedro Armendaris, cantantes como Jim Morrison o Elvis Presley, escritores como Ernest Hemingway o Emilio Salgari,  incluso la conejita de la revista Play Boy Anna Nicole Smith.  Nuestro país no es una excepción, nuestro gran escritor José María Arguedas se suicidó de un disparo en la cabeza lo mismo que la bella conductora del programa infantil Nube Luz Mónica Santa María.

Nos preguntamos qué condiciona que una persona exitosa tome una decisión tan drástica como es el suicidio. Podría haber muchas respuestas desde problemas sentimentales, matrimoniales, económicos hasta de la salud, pero todas tienen un común denominador y éste se llama depresión.

La depresión es una Enfermedad del sistema nervioso que consiste en un desequilibrio de unas sustancias llamadas neurotransmisores que actúan internamente en el cerebro como comunicadores, en donde se transmite una serie de información de neurona a neurona como el dolor, la memoria, los sentidos, el hambre, el frío, el miedo, el placer, la tristeza etc. En el caso de la depresión concretamente, ocurre un desequilibrio con un neurotransmisor llamado serotonina, conocida como la sustancia del placer y otras sustancias derivados de la adrenalina. Que van a ocasionar un estado de tristeza y melancolía.

La depresión es la enfermedad mental más común en el adulto mayor y se va a caracterizar por un estado de tristeza, melancolía, desmotivación asociado a una serie de síntomas orgánicos como falta o exceso de apetito, falta o exceso de sueño, dolor de alguna región del cuerpo etc. Un dato que casi nunca falla es cuando un adulto mayor acostumbrado a una actividad que siempre le ha ocasionado placer y alegría, deja de querer hacerlo de un momento a otro y casi siempre sin causa o razón conocida, como por ejemplo visitar a sus nietos, salir al campo un domingo con la familia o acudir al lonche de  los viernes luego de rezar el rosario con las amigas de la parroquia.

La depresión como es una enfermedad, esta debe de ser tratada por el médico y debe ser tratada con medicinas, ya que su base es orgánica. Medicinas que normalicen el desequilibrio de los neurotransmisores comprometidos con esta enfermedad. Estos medicamentos se conocen como Antidepresivos.

Además de las medicinas, el enfermo de depresión puede ser tratado con terapias psicológicas, que han demostrado ser de gran ayuda e incluso acudir a programas de ayuda mutua. También pueden recibir ayuda de la medicina complementaria como el empleo de esencias florales, técnicas de relajación, meditación y terapias espirituales.

Como hemos visto la depresión no discrimina sexo ni edad, pero cuando se deprime un adulto mayor, hay que poner mucha atención a esta situación,  porque su sintomatología puede no ser muy clara y definida y al principio no se define la Depresión. Por estadísticas sabemos que los Adultos Mayores son los que más se suicidan cuando tienen un cuadro depresivo.

Por lo tanto la depresión  es una enfermedad muy seria y grave que no debemos pasar por alto, palabras de ánimo que transmiten los amigos y familiares como “pon de tu parte”, “se fuerte”, “al final del túnel veras la luz”, pueden servir y ayudar siempre y cuando el enfermo reciba el tratamiento profesional adecuado, las palabras de aliento por si solas no ayudan mucho.

Aporte brindado por: Dr. Carlos Sandoval Cáceres - Médico Geriatra 

Consultorio 2210468 / 221-6032 Anexo 510

Email: pachogeriatra@gmail.com    

Nuestro invitado: Dr. Carlos Sandoval Cáceres - Médico Geriatra 

***************

Para participar en nuestro programa, puedes contactarte con nosotros a los números: 212-4100, 212-7165 y desde provincias gratis al 080013140.

Recuerda poner tu edad y tus comentarios no deben exceder las seis líneas.

Era Tabú, de lunes a viernes a partir de las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.

***************

Si eres oyente de Era Tabú, no te olvides de seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Era tabú y da clic a Me Gusta.

***************

Producción: Claudia Alarco La Cruz