EEUU podría comenzar ataques en Siria este jueves, según NBC

Las acciones militares se ejecutarían durante un periodo limitado de tres días, señala el medio, citando a altos funcionarios de la Casa Blanca.
AFP

Los primeros ataques con misiles en Siria, liderados por Estados Unidos, podrían comenzar "tan pronto como el jueves", según informaron hoy altos funcionarios de la Casa Blanca a la cadena NBC.

Las acciones militares se ejecutarían durante un periodo limitado de tres días, y serían un mensaje de advertencia para el presidente sirio, Bachar al Asad, después de los supuestos ataques con armas químicas ocurridos la semana pasada.

Según el diario The Washington Post, las operaciones podrían durar no más de dos días y limitarse al lanzamiento de bombas guiadas desde el mar (con destructores o submarinos) o el uso de bombarderos aéreos de largo alcance.

Los objetivos tendrían un amplio rango y no se limitarían solo a las instalaciones relacionadas con el desarrollo y almacenamiento en Siria de armamento químico, aunque Estados Unidos no quiere implicarse de manera más profunda en el conflicto sirio.

Según el diario, Estados Unidos espera que se resuelvan tres factores parar actuar: completar un informe de inteligencia sobre la culpabilidad del régimen de Al Asad en el uso de armas químicas, consultas con sus aliados y el Congreso, y fijar una justificación sólida bajo la ley internacional para la intervención armada.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha comenzado una ronda de contactos con sus principales aliados internacionales para discutir las posibles acciones militares en el país árabe tras las informaciones sobre el uso de armas químicas por parte del Gobierno de Al Asad.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, condenó este lunes el uso "indiscriminado a gran escala" de armas químicas contra civiles, tachándolo de "obscenidad moral", aunque no precisó si Estados Unidos se decantará por una intervención militar.

Según líderes de la oposición en Damasco, el uso de armas químicas contra civiles dejó alrededor de 1.300 muertos el pasado 21 de agosto.

EFE