El papa Francisco aceptó invitación de Peña Nieto para viajar a México

"El primer propósito de mi visita era hacer una amable invitación en nombre de México al papa para que visitase el país, y que ha aceptado", indicó el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.
AFP

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, consiguió uno de los propósitos que se había fijado en su reunión  con el papa Francisco en el Vaticano, del que obtuvo la promesa de que visitará México.

"El primer propósito de mi visita era hacer una amable invitación en nombre de México al papa para que visitase el país, y que ha aceptado, y nos ha dicho que tendrá ahora que ver las fechas y buscar el momento", afirmó Peña Nieto en una comparecencia ante los medios de comunicación tras su encuentro con el pontífice.

"Un motivo de gran alegría, porque el pueblo mexicano en su gran mayoría es católico", a lo que -según dijo- Francisco le respondió "que (el pueblo mexicano) es católico, pero es especialmente guadalupano", en alusión a la gran devoción que siente por la Vírgen de Guadalupe.

Peña Nieto también desveló que el papa le mostró que siente "un especial cariño al pueblo mexicano".

El presidente mexicano agregó que el papa buscará el momento adecuado para visitar México, aunque en otras ocasiones el pontífice ha asegurado que no volverá a viajar a Latinoamérica hasta 2016, ya que en julio de 2013 visitó Brasil para la Jornada Mundial de la Juventud.

Sobre los temas que abordaron, Peña Nieto explicó que compartió con el pontífice argentino los esfuerzos que ha hecho su gobierno "para el desarrollo social de los sectores menos favorecidos".

La lucha contra la pobreza y la atención a los inmigrantes fueron otros de los temas sobre los que dialogaron, según explicó Peña Nieto, y en particular sobre las organizaciones tanto católicas como laicas que se encargan de dar asistencia a los emigrantes mexicanos que van a Centroamérica o a Estados Unidos.

Peña Nieto compartió con el papa "la agenda de reformas" implementada por su gobierno, como la educativa, fiscal y energética, y le manifestó el "firme deseo de respetar y apoyar la libertad religiosa".

EFE