Emisora de la broma sobre Catalina dice que no hizo nada ilegal

Jefe de Austereo, compañía propietaria de la emisora 2Day FM, dijo que la llamada fue grabada y examinada por abogados antes de ser emitida.

Sydney Rhys Holleran, jefe de Austereo, compañía propietaria de la emisora 2Day FM, que gastó la broma telefónica a una enfermera para obtener datos confidenciales sobre el embarazo de la duquesa Catalina, lamentó el incidente, pero defendió a la compañía alegando que el hecho no reviste algo ilegal.

"Lo que ocurrió fue terriblemente trágico, lo sentimos profundamente y estamos increíblemente afectados. Pero estamos seguros de que no hemos hecho nada ilegal", sostuvo este sábado en rueda de prensa.

Holleran aseguró que la emisora cumplió todos los procedimientos habituales, al detallar que la llamada fue grabada y examinada por abogados antes de ser emitida. No obstante, señaló que nadie podía esperar que la broma acabara con el suicidio de la enfermera.

El representante informó que los responsables de Austereo se han comprometido a trabajar con las autoridades que investigan la tragedia. "Nuestra principal preocupación es la familia de Jacintha Saldanha (la enfermera fallecida)", señaló según declaraciones recogidas por The Australian.

Respecto a los presentadores, Mel Greig y Michael Christian, que gastaron la broma telefónica, dijo que ambos han sido separados y han tenido que cerrar sus cuentas de Twitter ante la avalancha de críticas e insultos que han recibido.