España descarta participar en ataques aéreos contra yihadistas

El canciller español aclaró que la participación de su país en la coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico no incluye ataques aéreos ni en el terreno.
Foto: AFP - Referencial

La posible participación de España en una coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico (EI) no incluiría ataques aéreos ni tropas sobre el terreno, afirmó este viernes el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

"España no participaría en operaciones aéreas de ataque ni tendría tropas sobre el terreno", afirmó García-Margallo en una reunión con corresponsales españoles en Nueva York, pocas horas después de llegar a esta ciudad.

El tema surgirá en los encuentros que se mantendrán en Nueva York con motivo del debate general de la Asamblea General de Naciones Unidas y en sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU, que precisamente se reúne para analizar la situación en Irak.

García-Margallo, que recientemente participó en una conferencia internacional en París para coordinar acciones contra el avance de ese grupo radical islámico en Irak, dijo que aún no ha habido "una petición concreta" de la participación directa de España.

En todo caso, dijo que la "posible participación española" sería la de apoyar las operaciones aliadas mediante la utilización de bases aéreas españolas y apoyar en las labores de transporte de combustible.

También podría estar dispuesta a aportar otras capacidades de apoyo aéreo, de control o de inteligencia, o en el asesoramiento y formación de unidades militares de acuerdo con "las prioridades del Ejército iraquí".

Señaló que, en caso de que haya una petición, España también podría facilitar equipamiento militar al "Gobierno legítimo de Irak" o a la milicia kurda (Pershmerga), "siempre con el consentimiento y la aprobación del Gobierno central" de Irak.

Dijo que esa posición ha sido consensuada entre los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa y recordó que España ha venido participando "desde el primer momento" contra las distintas vertientes que tiene la lucha internacional contra el terror.

Respecto al avance de los grupos radicales islámicos, afirmó que "el califato es una amenaza real" y representa un fenómeno "de una transcendencia histórica como la de la caída del Muro de Berlín".

"Es un fenómeno muy serio, muy complejo y muy grave", insistió.

EFE