Estados Unidos alerta de una "crisis mundial" por el ébola

John kerry pidió a la comunidad internacional hacer más en la lucha contra el virus, poco después de conocerse la muerte de Thomas Eric Duncan.
EFE

Estados Unidos alertó de "una crisis mundial urgente" por el ébola luego de la muerte de un paciente en Texas, ocurrido este miércoles, cuando la cifra de fallecidos ronda los 3.900 y reforzó controles en aeropuertos.

"El ébola es una crisis mundial urgente que requiere una respuesta mundial urgente", dijo el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, poco después de conocerse la muerte por ébola de un paciente liberiano en Texas (sur).

Kerry, en conferencia de prensa con su homólogo británico, Philip Hammond, subrayó la necesidad de colaborar internacionalmente con unidades de tratamiento, personal, equipos de telecomunicaciones e incineradores a fin de combatir esta mortal enfermedad contra la que no hay medicamentos ni vacuna.

Poco después, la Casa Blanca informó que aumentará los controles en cinco importantes aeropuertos, tomando la temperatura de los pasajeros que llegan de Liberia, Guinea y Sierra Leona y el Pentágono anunció que enviará a Liberia 100 oficiales de Marina, que se sumarán a 350 ya en la región.

kerry pidió a la comunidad internacional hacer más en la lucha contra el virus, poco después de conocerse la muerte de Thomas Eric Duncan. El liberiano, que viajó a Texas a visitar a su familia y fue internado en un hospital en Dallas el 28 de septiembre, fue la primera persona que desarrolló los síntomas fuera de África.

Funcionarios de Salud estadounidenses monitorean ahora a docenas de personas que pueden haber estado en contacto con Duncan, en particular a unas diez que corren gran riesgo de haber contraído el mal. Su familia está aislada en su apartamento, resguardado por un policía.

En tanto, la ministra de Salud canadiense, Rona Ambrose, anunció también que los pasajeros provenientes de Africa occidental afectados por ebola serán objeto de controles más severos.

La Unión Europea (UE) por su parte decidió el miércoles "reforzar la información dada a los viajeros y profesionales de la salud", para prevenir la penetración del virus a su territorio.

Las autoridades españolas llamaron a la calma y trabajadores sanitarios denunciaban la mala gestión del tema en España, donde dos médicos y un enfermero fueron hospitalizados el miércoles por precaución.

Los españoles trataban de entender cómo pudo contagiarse una auxiliar de enfermería (Teresa Romero, de 44 años) que trató a dos misioneros españoles diagnosticados en África y repatriados a España, donde murieron.

Andina