GPS instalado en buses interprovinciales no funciona con éxito

Desde el 2010 a la fecha, cero es el número de intervenciones que ha podido lograr la Policía Nacional, debido a que ninguno de los conductores ha hecho un buen uso del sistema GPS.

 

El dispositivo GPS instalado en los buses  de carreteras aún no funciona con éxito.  Hace tres años se instaló este sistema de alerta en la Dirección de Protección de Carreteras para que la Policía, junto con las empresas de transportes, pueda evitar los asaltos por modalidades de pasajero abordo o pasajero en ruta.

Desde el 2010 a la fecha, cero es el número de intervenciones que ha podido lograr la Policía Nacional, debido a que ninguno de los conductores ha hecho un buen uso del sistema GPS. Las unidades con este sistema cuentan con un ‘botón de pánico’, el cual pueden presionar en el caso de algún asalto o emergencia.

"En la actualidad no está funcionado óptimamente. Las  unidades vehiculares o los choferes no están activando el ‘botón de pánico’, no están haciendo la alerta, por lo tanto la Policía no toma conocimiento oportuno  de la emergencia en que se encuentra un vehículo", indicó el coronel Rodorico Cubas.

La señal lanzada por el conductor a través del ‘botón de pánico’ llega a la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (SUTRAN)  y esta a su vez envía la alerta a la Dirección de Protección de Carreteras donde se coordina para que una unidad policial cercana al bus pueda intervenirlo y atender el llamado de alerta.

Un 30% de empresas evade la colocación del GPS.  Algunas figuran como servicio inoperativo debido a que solo lo instalan para obtener la tarjeta de circulación. Por el momento solo SUTRAN puede imponer una sanción: quitar la tarjeta de circulación por no contar con servicio de GPS. En un par de meses la Policía podrá colocar papeletas por falta de este dispositivo.

 “En lo que va del año son cerca de 15 los asaltos que se han producido en carreteras a nivel nacional. Esta cifra no ha variado mucho con respecto al año pasado”, indicó el coronel Cubas.

La mayoría de asaltos se producen en los vehículos que brindan servicio en rutas cortas hacia el sur y el norte, ya que estos permiten el abordaje de pasajeros en paraderos no autorizados y en su mayoría son estos pasajeros los que cometen los asaltos.

Una recomendación para los pasajeros es contratar los servicios de empresas que no hagan abordaje en rutas y que los buses, que tomen, tengan servicio de GPS activo.