Hallan droga y armas en las cárceles de cuatro regiones bolivianas

Según la autoridad, estas revisiones en los centros penitenciarios son ´un trabajo importante que permite garantizar la seguridad de los privados de libertad´.
RPP/REFERENCIAL

La Policía boliviana halló droga, armas blancas, bebidas alcohólicas y teléfonos móviles en requisas realizadas en las últimas horas en las cárceles de cuatro regiones, una semana después de que cuatro reos murieran en un enfrentamiento a tiros en un penal en el centro del país.

Las revisiones se realizaron anoche en los penales de San Antonio, San Sebastián para varones y San Sebastián para mujeres en Cochabamba (centro), donde fueron encontrados 21 sobres de cocaína, una bolsa de marihuana, bebidas alcohólicas, 15 cuchillos y 19 teléfonos móviles, reportaron medios locales.

Esta madrugada, 400 policías efectuaron una requisa en la cárcel de Palmasola, en la región de Santa Cruz (este), una de las más conflictivas del país, confirmó a los medios en ese departamento el ministro de Gobierno, Jorge Pérez.

Según la autoridad, estas revisiones en los centros penitenciarios son "un trabajo importante que permite garantizar la seguridad de los privados de libertad".

En Palmasola se halló cocaína, marihuana, cuchillos, garrotes, machetes, teléfonos móviles e improvisadas armas rudimentarias hechas por los reclusos, según mostró Pérez a los medios.

También hubo revisiones en las cárceles de San Roque y Morros Blancos, en las regiones sureñas de Chuquisaca y Tarija, respectivamente, con resultados similares a los de las requisas en Cochabamba y Santa Cruz.

Las acciones policiales ocurren ocho días después de que en la cárcel de El Abra, en Cochabamba, tuviera lugar un enfrentamiento a tiros entre grupos locales y extranjeros que pugnan por el control de la prisión.

En la pelea murieron cuatro reclusos, una mujer embarazada perdió a su bebé y diez personas más resultaron heridas.

A raíz del suceso fue destituido y encarcelado el director de Régimen Penitenciario de Cochabamba, Denis Mejía.

El hacinamiento y los enfrentamientos entre internos son los principales males endémicos del sistema carcelario boliviano, una saturación a la que contribuye también la lentitud de la Justicia en el país andino, que provoca que un gran porcentaje de los presos permanezca años en prisión sin una sentencia firme.

Para tratar de paliar esta situación, el presidente Evo Morales decretó en 2012 y 2013 dos indultos masivos para presos con delitos menores, una medida que será ampliada por un año más mediante una norma que se aprobará próximamente.

EFE