Juez que sentencia con la coca la usa para hablar con ríos y animales

Gualberto Cusi intentó matizar sus declaraciones después de que le censuraran incluso políticos afines al Gobierno del presidente Evo Morales, también de origen aimara.

El magistrado del Tribunal Constitucional boliviano Gualberto Cusi dijo hoy, en contra de lo que afirmó y mostró el martes en televisión, que no usa hojas de coca para dictar sentencia, sino solo para que le guíen, y añadió que además le sirven para comunicarse con plantas, animales, cerros y ríos.

En una rueda de prensa en la ciudad de Sucre, sede del Poder Judicial boliviano, Cusi intentó hoy matizar aquella declaración grabada, después de que le censuraran incluso políticos afines al Gobierno del presidente Evo Morales, también de origen aimara.

Aseguró que sus sentencias se basan en el respeto a la ley y la Constitución, pero también insistió que en su cultura la coca es tan importante como en otras la Biblia o la cruz.

"En mi calidad de aimara seguiré usando, seguiré acullicando (masticando) la coca, porque para nosotros además la coca nos permite comunicarnos no solo entre las personas", sino también "con las plantas, con los animales, con los cerros, con los ríos. Imagínense las cualidades", dijo Cusi a los periodistas.

"En momentos en que hay que tomar decisiones, definitivamente, para que nos guíe, para que nos ilustre (...) acudimos a la coca", añadió hoy, pero aclaró que esa consulta no es igual a que la coca decida el fallo, al contrario de lo que declaró y mostró ante las cámaras el martes.
Cusi sostuvo que los aimaras, quechuas y guaraníes, en todas sus actividades, usan y mastican la coca, que contiene alcaloides con los que se elabora la cocaína, para tener "un raciocinio", y en ciertas circunstancias para hacerle consultas, práctica que calificó de cultural, ancestral y natural.

Aseguró que no renuncia al Tribunal Constitucional y que se pronunciará después sobre la citación al Congreso que anunciaron algunos parlamentarios para que dé explicaciones.
Para él, las críticas, ironías y la forma en que han sido ridiculizados sus comentarios en Bolivia y el exterior muestran que hay culturas de varias categorías y que hay quienes tienen como objetivo "generar odio entre culturas".

EFE