La titular del Primer Juzgado Supraprovincial de Lima, Janet Lastra Ramírez, devolvió a la Fiscalía la denuncia penal contra los presuntos responsables del delito de tortura agravada que habría causado la muerte del vigilante Gerson Falla Marrueros en abril último tras una intervención policial en el distrito de San Borja.

Según se informa en nota de prensa, luego de la revisión del expediente, la jueza Lastra Ramírez observó que el representante del Ministerio Público había omitido pronunciarse sobre la participación de cuatro policías en este ilícito, a quienes se les encontró serios indicios, como un video difundido por los medios.

Asimismo, no se ha omitido pronunciamiento sobre la actuación del personal de Serenazgo del referido distrito limeño.

Además de otras inconsistencias en la acusación fiscal, la jueza tomó la decisión de devolver el expediente para evitar que en un futuro se declare nulo este proceso.

Como se recuerda, Gerson Falla recibió una golpiza dentro de la comisaría de San Borja por resistirse a un arrestro. Esta agresión quedó registrada en un video, por eso los policías fueron separados de la institución.