Percy Benites acudió a la clínica Ricardo Palma para conocer el estado de sus hermanos Alexander Lenin y Claudia Rocio. | Fuente: RPP Noticias

Percy Benites Aguirre, hermano mayor de los atacantes de la clínica Ricardo Palma, expresó que la detonación de explosivos fue un acto injustificable y dijo que ambos deben ser investigados por la Fiscalía. En declaraciones a la prensa, indicó que su hermana Claudia está consciente y su hermano Alexander todavía se encuentra grave en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Les pido disculpas a todos los que han sido directamente lesionados, pero este caso no va a ser el primero, van a haber otros porque cuando va a haber corrupción, un sistema de justicia corrupto, esto va a seguir saliendo”, expresó. “Quiero hacer un colectivo para que casos de negligencia médica sean expuestos”, agregó en otro momento.

El diagnóstico

El hombre contó que Victoria Aguirre Oviedo, su madre, se atendía en la clínica Ricardo Palma desde 1984. A partir de 1994, comenzó a tener constantes dolores de cabeza, que fueron diagnosticados inicialmente como migraña. El hermano se queja de un médico internista que no le dio una interconsulta con neurología para un diagnostico acertado.

En el 2010, continuó Benites Aguirre, la mujer presentó dificultades para hablar por lo que fue llevada a la clínica Ricardo Palma donde luego de varios exámenes se le diagnosticó que tenía un tumor cerebral. El 24 de agosto del 2011 fue sometida a una craneotomía ambulatoria.

Según su denuncia, la cirugía no salió bien por lo que fue intervenida una segunda vez ese mismo día. Aguirre Oviedo sufrió daños neurológicos y quedó en coma. “Le habían declarado con muerte cerebral”, indicó.

Los hermanos Alexander Lenin Benites Aguilar (40) y Claudia Rocio Benites Aguilar (44) | Fuente: RPP

En este momento, aseguró que sus dos hermanos quedaron impactados por lo ocurrido con su madre. Especialmente -indicó- su hermana Claudia, quien se dedicó al cuidado exclusivo de su madre. Luego de seis meses internada en la clínica y ante la amenaza de contraer una infección intrahospitalaria, la familia decidió llevarla a su vivienda donde el 12 de febrero del 2012 falleció. Percy Benites dijo que su hermana sufrió un cuadro psiquiátrico y hasta tuvo que cancelar su matrimonio.

La batalla legal

Percy Benites dijo que su batalla legal inició en el 2011 y que en el 2014 una resolución de Indecopi falló a su favor y multó a la clínica Ricardo Palma. Según su versión, la clínica debía pagar 25 UIT “por no haber determinado la enfermedad de mi madre”, 30 UIT “por no haber tratado la hipertensión intracraneal”, 35 UIT “por no tener cuidados postoperatorios” y 1 UIT “por dar información errónea”.

El hermano dijo que el caso de negligencia ha seguido el trámite “en lo civil, siete años. Cinco años en lo penal. Esto no lo hace cualquiera, hay que tener dinero, hay que tener amistades”. En otro momento, responsabilizó a la fiscal Elizabeth Figueroa Cortez que, pese a tener las pruebas, no siguió con el proceso, que finalmente prescribió en la vía penal.

¿Qué opinas?