RPP

Dr. Darwin Vizcarra.
Neurólogo, especialista en transtorno del sueño

“Los ritmos circadianos son ciclos biológicos que tienen una duración cercana a las 24 horas.

El reloj biológico sincroniza estos ritmos (como la función renal, la temperatura corporal central o el ciclo de sueño y vigilia) con el medio externo, que marca el ciclo de la luz y la oscuridad, los horarios de las comidas o el tiempo social, entre otras cosas”.

De llevar una serie de actividades podría cambiar el estado de relax total cuando dormimos. En cualquiera de los casos, el ciclo del sueño se resiente. “Perdemos horas de sueño, nos cuesta quedarnos dormidos, nos sentimos somnolientos, cansados o de mal humor”.

Según los expertos “exponernos a una luz brillante por la mañana adelantará nuestros ritmos biológicos y nos permitirá adaptarnos mejor a los requerimientos matutinos.

Sin embargo, la luz al principio de la noche retrasará estos ritmos y dificultará el sueño nocturno”.

Asimismo, resulta fundamental dormir lo suficiente toda la semana y no acumular sueño perdido durante los días laborables