Madres mexicanas exigen justicia por sus hijos desaparecidos

A través del documento, pidieron una fiscalía de atención a familiares de los desaparecidos y un registro nacional de ADN.

Vestidas de blanco marcharon y protestaron centenares de madres mexicanas y centroamericanas por algunos puntos del país para exigir que les sean devueltos "vivos o muertos" sus hijos desaparecidos.

En el marco del Día de la Madre, mujeres de todas las edades alzaron la voz por las calles y plazas públicas para que las autoridades mexicanas esclarezcan los casos y se haga justicia.

En Ciudad de México la protesta, convocada por organizaciones civiles, reunió a unas 200 mujeres que marcharon del Monumento a la Madre a los pies del representativo Ángel de la Independencia con veladoras, pancartas, flores blancas, fotografías y servilletas bordadas con los nombres de sus hijos.

Las madres, desde amas de casa hasta abogadas e incluso payasas, mostraron "con dignidad" su dolor, al igual que su fortaleza para seguir luchando para recuperar a sus seres queridos, cuya desaparición atribuyen al crimen organizado y a la impunidad en este país.

La protesta, denominada Marcha por la Dignidad, se centró en un llamado al Gobierno federal, pero también a la sociedad, para que "nos ayuden a recuperar a nuestros seres queridos y evitar que sigan ocurriendo estos lamentables hechos en el país", dijo Claudia Ordóñez al leer un documento en nombre de las participantes.

A través del documento, pidieron una fiscalía de atención a familiares de los desaparecidos y un registro nacional de ADN.

Después de la lectura del documento se lanzaron diversas consignas como "Ahora se hace indispensable presentación con vida de los hijos y castigo a los culpables", entre otras.

En este acto participaron además actores sociales e intelectuales, entre ellos el obispo la diócesis de Saltillo, Raúl Vera, que suele apoyar las demandas de los activistas de derechos humanos.

En la norteña Ciudad Juárez, donde desde principios de la década de 1990 han sido asesinadas más de 700 jóvenes, otro grupo de mujeres protestó en las calles con fotografías de jóvenes desaparecidas y fallecidas.

En Cuernavaca, central estado de Morelos, se efectuó una manifestación en la plaza central, se depositó una ofrenda en memoria de tres jovencitas desaparecidas el año pasado, y se celebró una misa en la catedral de esa ciudad turística.

En tanto, Amnistía Internacional hizo un llamado a las autoridades mexicanas para que reconozcan la dignidad de la lucha de las madres de los desaparecidos, esclarezcan los hechos y lleven a los responsables ante la justicia.

El Gobierno anunció recientemente que existe un registro de unas 26.000 personas "no localizadas" por múltiples motivos, una lista que se está depurando para conocer las causas de la desaparición.

EFE