RPP

Algunos se deprimen y se aíslan, hay otros que se dan al abandono ya que creen que no son útiles para la sociedad.

Cuando toda persona se jubila pasa a estar  con los tiempos justos por el trabajo a sentirse las 24 horas libres de obligaciones. Este cambio tan brusco puede provocar depresión y otros inconvenientes.

Muchas personas en edad de jubilarse aún se sienten muy activas y vigentes como para dejar de trabajar y esto les genera una ansiedad difícil de manejar, ya que no saben cómo harán y qué harán de ahora en adelante.

Lo primero que deben de pensar es que se trata sólo de un cambio no un final, que si bien se termina un ciclo con su trabajo pueden ir pensando en hacer un negocio o una actividad, aprender cosas nuevas o dedicarse a hacer lo que mas les gusta. Si tienen las posibilidades, pueden viajar y hacer lo que no pudieron antes por falta de tiempo.