Nueva York: Ciudadanos rinden homenaje a policías asesinados

Decenas de neoyorquinos llegaron al lugar donde los efectivos fueron ultimados para rendirles un homenaje. Algunos dejaron flores en su honor.

Decenas de personas se acercaron hoy al lugar en que dos policías fueron asesinados a sangre fría el sábado en Nueva York, para recordarlos y reivindicar el valor del cuerpo policial en la ciudad.

Como se recuerda, los dos agentes de la Policía de Nueva York murieron el sábado tras ser tiroteados por un hombre que luego se quitó la vida.

Horas antes del ataque, el desequilibrado sujeto había adelantado su intención de actuar en respuesta a la muerte de varios afroamericanos a manos de las fuerzas del orden.

Los dos policías -Rafael Ramos y Wenjian Liu- se encontraban en el interior de su vehículo en el cruce de las avenidas Myrtle y Tompkins en el barrio de Bedford-Stuyvesent, en el distrito de Brooklyn, cuando el hombre se acercó y abrió fuego.

"Fueron tiroteados y asesinados sin aviso ni provocación. Fueron simplemente asesinados. Atacados por su uniforme", señaló en una conferencia de prensa el jefe del Departamento de Policía de Nueva York, William Bratton.

El pistolero, identificado como Ismaaiyl Brinsley, caminó hasta el automóvil y disparó varias veces a través de la ventanilla delantera, alcanzando a los agentes en la cabeza, según Bratton.

"No pudieron sacar sus armas. Probablemente, ni siquiera vieron a su asesino", añadió.

Los dos agentes fueron trasladados al hospital Woodhull, donde fallecieron, convirtiéndose en los primeros policías muertos por disparos en Nueva York desde 2011.

El atacante huyó de la escena y entró en una estación de metro cercana perseguido por otros agentes, donde se suicidó con un tiro en la cabeza en pleno andén.

Con información de EFE