Oliver Stone: Hay dos tipos malos en la región, Alan García y Álvaro Uribe

El renombrado cineasta considera que el presidente del Perú y su homólogo de Colombia que resquebrajan la unión de América del Sur al no apoyar a Hugo Chávez.
Foto: EFE
Oliver Stone, director de "Al sur de la frontera", documental que hace un retrato político y humano muy favorecedor de Hugo Chávez, considera que la unión de América del Sur se ve resquebrajada por dos personajes "malos" en la región: el presidente del Perú, Alan García, y su homólogo de Colombia Álvaro Uribe.

"La situación que vive el continente es única. Están todos unidos. Nunca ha habido un momento así, en el que solo hay dos tipos malos en la región: Alan García en Perú y Álvaro Uribe, y ahora Juan Manuel Santos en Colombia", señaló el cineasta, quien criticó los "esfuerzos desestabilizadores" de Estados Unidos.  

En los 78 minutos que dura la cinta, el director, que recordó en más de una ocasión que Chávez ha sido elegido "en las urnas una y otra vez", también incluye testimonios de los presidentes de Brasil, Bolivia, Argentina, Ecuador, Paraguay y Cuba, acerca de la situación de América del Sur Stone habló así con Luiz Inácio Lula da Silva, Evo Morales, Cristina y Néstor Kirchner, Rafael Correa, Fernando Lugo y Raúl Castro, quienes aparecen en la cinta y que transmitieron el mensaje, según el cineasta, de que "les gusta Chávez y de que están todos de acuerdo de que es una situación extraordinaria".

A su juicio, la gira por la región realizada por la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y que la llevó este mes a visitar Ecuador, Perú y Colombia, tenía como propósito "causar daño y desunirlos", por lo que consideró que ella sería "una persona adecuada" para ver el documental, así como el presidente, Barack Obama. "Obama podría aprender mucho de América  del Sur.

Allí los recursos naturales pertenecen al pueblo y no a grandes corporaciones que se las llevan fuera del país", dijo Stone, que aseguró que la cinta quiere contrarrestar la "mala prensa" que tiene Chávez en Estados Unidos y Europa, y otorgar así un poco de equilibrio a la imagen del presidente venezolano.

De otro lado, considera que el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el ex mandatario estadounidense Bill Clinton son parecidos, ya que a ambos los une el amor por su pueblo y se sienten cómodos entre multitudes.

"Chávez es como Bill Clinton. Tienen la misma manera de acercarse a la gente, tocarla y preocuparse por ella", dijo un convencido Stone en un encuentro con la prensa en Nueva York, donde promociona su cinta junto al guionista Tariq Alí ante el estreno del documental en los cines de Estados Unidos el próximo viernes.

El director de filmes como "Platoon" (1986) y "Wall Street" (1987) sustentó su comparativa en el hecho de que tanto a Chávez como a Clinton, quien estuvo en la Casa Blanca entre 1993 y 2001, les gusta "el contacto con el pueblo" y no evitan las oportunidades de dejar claro que se sienten a gusto entre sus compatriotas.

Stone, que centra "Al sur de la frontera" en la figura del mandatario venezolano y en las opiniones que despierta entre líderes políticos de otros seis países, aseguró asimismo que es "ridículo" que llamen "dictador" a Chávez y que esa especie de insinuaciones son "un insulto para el pueblo venezolano".

"Chávez me gusta. ¿Qué ha hecho mal? Está ayudando a la mayoría de la población de su país a salir de la pobreza. Lo que ocurre es que dice todo lo que cree. A lo mejor no tiene filtro y además aparece demasiado en televisión. Pero ama a su pueblo", sostuvo el director, quien aseguró que "Chávez jamás ha incumplido la Ley".  

EFE