Palestina: Hamás denuncia amenazas recibidas por el Estado Islámico

El movimiento islamista palestino Hamás alertó sobre la presencia de miembros del Estado Islámico en Gaza.
AFP

El movimiento islamista palestino Hamás llamó hoy la atención sobre la presencia de miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Gaza y denunció las amenazas recibidas en un vídeo difundido en las redes sociales, en el que conmina a Hamás a terminar su mandato.

Mahmud al Zahar, veterano miembro de Hamás en la Franja, comentó que las amenazas lanzadas por el EI "son puestas en práctica, como ocurrió en el pasado" y advirtió que el movimiento islamista palestino se toma en serio las intimidaciones, contemplándolas como "delitos de seguridad según la ley".

Al Zahar se refirió al vídeo divulgado ayer en las redes sociales en el que combatientes del EI en la provincia siria de Alepo denunciaban la campaña de arrestos llevada a cabo por Hamás contra miembros de su movimiento en Gaza, y le criticaban por no haber sido capaces de implementar allí una férrea interpretación de la fe islámica.

Además, acusaban al movimiento palestino de tratar con el grupo chií libanés Hizbulá y amenazaban con repetir la dura situación que se vive el territorio sirio, "en especial el campo (de refugiados) de Al Yarmuk", donde este año se hicieron con amplias secciones del territorio tras mantener combates con milicias palestinas.

"Estas amenazas llegan en el contexto de campañas libradas contra Gaza y Hamás por todo el mundo, incluido Israel y países árabes, e incluso de algunas pequeñas y grandes organizaciones palestinas", opinó Al Zahar, atribuyendo también el origen de las intimidaciones a intereses de terceras partes.

Las fuerzas de Hamás han lanzado una extensa campaña de búsqueda y arrestos contra grupos radicales afines al EI que han surgido en la Franja de Gaza.

Hace un mes, un grupo salafista del enclave palestino simpatizante del EI colgó un vídeo en el que se atribuía uno de los recientes lanzamientos de cohetes contra Israel y aseguraba que no respetaría la tregua (pactada hace casi un año entre Israel y Hamás) hasta que el movimiento islamista palestino no ponga fin a sus redadas contra ellos y les devuelva las armas confiscadas.

EFE