Papa Francisco realizó lavado de pies a 12 jóvenes reclusos

El papa Francisco lavó los pies a doce jóvenes de una cárcel romana de diferentes nacionalidades. Entre ellos dos mujeres, una italiana católica y una serbia musulmana.

El papa ofició la tradicional misa del Jueves Santo y esta no se realizó en la basílica de San Pedro como es de costumbre; sino en una capilla del reformatorio de menores de Casal del Marmo en Roma.

Antes de iniciar el lavado señaló que "esto es lo que Jesús nos enseña y esto es lo que yo hago. Es mi deber, me sale del corazón y amo hacerlo". Dicho esto el papa Francisco se colocó un delantal confeccionado por la Comunidad Villa San Francisco, ubicada al norte de Italia, que ayuda a jóvenes que atraviesan problemas familiares y personales, lavó secó y besó los pies a dichos jóvenes.

Como se recuerda, el mismo papa Francisco decidió oficiar la misa de Jueves Santo en dicho reformatorio, visitado por Juan Pablo II en 1980 y por Benedicto XVI en el 2007, que alberga a 46 jóvenes entre 14 y 21 años.