Peruano pasará 16 años en cárcel de Japón por matar a su novia

Según quedó demostrado en el proceso, Max Enrique Pinedo Toguchi, de 36 años, apuñaló a su novia de nacionalidad rusa, luego que ella le confesara que le fue infiel y que abortó un hijo suyo.
Facebook

Un peruano que en abril del 2012 asesinó a su novia en un arranque de celos pasará 16 años de su vida en una prisión de Japón, luego que el Tribunal de Justicia de Yokohama lo hallara culpable de haber matado a puñaladas a su pareja, la rusa Anna Filimonova, de 19 años.

Según quedó demostrado en el proceso, Max Enrique Pinedo Toguchi, de 36 años, quien también fue condenado a trabajos forzados, asestó dos puñaladas a Filimonova, durante una discusión en la que ella aceptó que le había sido infiel en dos oportunidades y que había abortado un hijo suyo.

Tres días antes que se dictara la sentencia, la fiscalía pidió 18 años de cárcel para el peruano, mientras que sus defensores de oficio alegaban que solo podía recibir 11 años de prisión.

Finalmente, el colegiado le dio 16 años y contempló una reducción de 400 días de carcelería (un año y un mes), tiempo en que Pinedo Toguchi permaneció detenido mientras se desarrolló la investigación.

Maroto Tamura, uno de los magistrados más reputados de Japón, dijo durante la lectura de la sentencia que Pinedo hizo algo "grave e irreversible" en una acción "egoísta e impulsiva".

Asimismo, el abogado del connacional, Kotaro Tanaka, explicó que a su patrocinado le impusieron 16 años de pena privativa de su libertad porque el crimen se produjo contra una menor de edad. En Japón, la mayoría de edad legal se alcanza a los 21 años.