Foto: EFE - Referencial

Las autoridades sanitarias de Portugal aumentaron este lunes de cuatro a cinco el número de víctimas mortales por el brote de Legionella detectado este fin de semana, mientras continúa la investigación para averiguar su origen.

En un comunicado, la Dirección General de Sanidad elevó a 233 el número de casos registrados hasta el momento y apuntó a que 38 personas están ingresadas en cuidados intensivos para recibir tratamiento.

Estas mismas fuentes señalaron que 228 de los afectados se encuentran en la región de Lisboa y admitieron que existen otros cinco casos repartidos en otras zonas del país, aunque incidieron en que todos ellos están "vinculados" con el mismo brote, detectado en la localidad de Vila Franca de Xira, a 30 kilómetros de la capital lusa.

EFE