El tenor peruano Juan Diego Flórez  recorre y conquista los más importantes escenarios del mundo. A pesar de sus constantes viajes siempre retorna a su patria para regalarnos su sencillez, talento y contribuir de manera desinteresada en la formación de los niños y jóvenes que integran la Fundación Sinfonía por el Perú que él impulsa.

La pasión por las notas y melodías surgió en casa, a la edad de 11 años se inscribió en una academia para aprender a tocar guitarra, en aquel entonces aún no se inclinaba por la música clásica. Sus primeras composiciones e interpretaciones las realizó en algunos pianos bar de Barranco.

El anhelo por educar su voz lo llevó a prepararse en el Conservatorio Nacional de Música de Lima durante 3 años. Su talento no pasó desapercibido y consiguió una beca para estudiar en el Instituto Curtis de Filadelfia, EE.UU.

Al culminar su instrucción viajó a Italia para presentarse en algunas audiciones. Su gran oportunidad llegó cuando consiguió interpretar un rol menor en el Rossini Opera Festival, que se celebra cada año en la  ciudad italiana de Pésaro.
 
Hoy, Juan Diego pasea su arte e inigualable voz por el mundo. Buscando que más jóvenes alcancen sus sueños y metas, apoya a nuevos valores en la Fundación Sinfonía por el Perú, que busca lograr una transformación social y brindar la oportunidad de un mejor mañana a través de la música.

Visítenos en: http://www.facebook.com/peruanosensusalsaRPP