Venezuela: Nicolás Maduro rechaza ataques de Israel contra Siria

El presidente venezolano descalificó a "quienes secuestraron, a través de un Estado represivo como Israel, secuestraron a un pueblo noble que es el pueblo judío".
Foto: AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó los supuestos ataques del pasado fin de semana de Israel contra Siria y denunció una nueva campaña para presentar a su país como "antisemita".

"Nosotros rechazamos el ataque que ha hecho el Estado de Israel contra Damasco, el pueblo de Siria, lo rechazamos; los ataques contra la Franja de Gaza, del pueblo palestino, claro que sí", indicó Maduro en un acto de Gobierno.

El presidente venezolano descalificó, además, a "quienes secuestraron, a través de un Estado represivo como el Estado de Israel, secuestraron a un pueblo noble que es el pueblo judío".

En un comunicado posterior, la Cancillería venezolana en nombre de Maduro expresó "su más enérgica condena" al ataque militar israelí y ofreció sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales del ataque.

Agregó que esta "nueva agresión" y la violación del territorio sirio por parte de aviones israelíes en los últimos días constituyen "claros actos de guerra".

Además, expresó "su preocupación por las consecuencias de estos ataques para la paz y estabilidad en Medio Oriente" y advirtió de las "terribles consecuencias" que podrían tener.

"Estas agresiones demuestran la implicación directa del Estado israelí en el conflicto sirio y su vinculación con los grupos armados, que día a día lesionan la paz y seguridad del pueblo sirio", agregó.

En ese sentido, expresó su compromiso para que el pueblo sirio encuentre "el camino de la paz bajo el diálogo político y la negociación, respetando siempre su autodeterminación, independencia e integridad territorial, sin interferencias de terceros países".

Damasco acusó a Israel de ataques aéreos

Damasco acusó a Israel de ataques aéreos el pasado viernes y el domingo supuestamente contra un aeropuerto y una instalación científico-militar en la periferia de la capital siria.

El Ejército israelí que guarda silencio sobre los ataques desplegó ayer dos baterías antimisiles en las ciudades septentrionales de Haifa y Safed por temor a represalias.

Maduro se refirió por otra parte a unas palabras del director del Congreso Judío Latinoamericano, Claudio Epelman, en las que aseguró que los crecientes lazos entre Irán y varios países latinoamericanos, especialmente Venezuela, están impulsando el aumento del antisemitismo en la región.

"Empezó otra vez la campaña de que somos antisemitas", indicó Maduro, al lamentar "mucho" las declaraciones de Epelman, al que señaló que conoce y ha recibido en Venezuela "tantas veces".

"Si quieres me acusas a mí, pero deja quieto a (el fallecido presidente, Hugo) Chávez, Claudio, ¿por qué actúas así, Claudio? o ¿te tergiversaron las declaraciones?", afirmó, al asegurar que en su país nunca ha habido antisemitismo y son bienvenidas todas las religiones y todos los pueblos del mundo.

Maduro aseguró que sus abuelos y bisabuelos eran judíos que se convirtieron al catolicismo en Venezuela, y destacó que "si alguien tiene tradición socialista en el mundo" ese es el pueblo judío.

EFE