Cosmiatra niega haber abandonado a ingeniera que murió tras liposucción

María Mendoza, afirmó que realizó la liposucción a pedido de la víctima, Lourdes Briceño, quien, según su versión, sabía que no tenía formación médica.

María Mendoza García, la cosmiatra que causó la muerte de la ingeniera Lourdes Briceño Ramírez tras practicarle una liposucción el pasado domingo en un local de Breña fue conducida la mañana de este sábado a la carceleta del Ministerio Público.

En un momento de su traslado afirmó que nunca abandonó a la víctima en un hospital como han señalado en algunos medios de prensa y que realizó la intervención con la autorización de Briceño Ramírez, quien, según su versión, sabía que no tenía título de médico.

"Yo la llevé al hospital y la presenté con todos mis datos, no la deje botada como dice la prensa (...) yo la he querido bastante y hemos tenido una situación de amistad con ella; yo le había hecho varias cosas de estética", dijo a los periodistas.

También desmintió que haya realizado otras cirugías en el local donde intervino a la ingeniera. Afirmó que esa fue la primera vez que realizaba una operación de este tipo y que solo lo hizo por pedido de su amiga.  

"Tampoco realizo cirugías, como dicen que realizo muchas cirugías en ese local, no es así; fue la primera vez que yo he realizado esto. Ella sabía que yo no hacía este tipo de trabajos, sin embargo ella me solicitó, lo dudamos lo pensamos y después decidimos", detalló.

Sepa más: