La Policía cree que se trata de un ajuste de cuentas. | Fuente: RPP

Un sicario mató a balazos a dos personas y dejó gravemente herida a una tercera en plena carretera Panamericana Norte, en Los Olivos.

Las víctimas iban en un taxi cuando fueron interceptadas por otro vehículo, que les cerró el paso. De este coche bajó una persona no identificada que, sin mediar palabra, abrió fuego.

Robert Grados Vargas (41), chofer del taxi, y Danny Díaz Álvarez (22) murieron en el lugar, mientras que Juan Pablo Flores Ríos fue llevado de emergencia a la Clínica Jesús del Norte y su pronóstico es reservado.

Familiares de Grados Vargas llegaron al lugar y aseguraron que el hombre era un taxista y que fue asesinado por error. Sin embargo, fuentes policiales informaron a RPP Noticias que el coche está involucrado en denuncias por robo.

Debido a la modalidad del ataque, la Policía sospecha que se trata de un ajuste de cuentas. De hecho, el sobreviviente al atentado tiene requisitorias por robo agravado.

Los cadáveres fueron trasladados a la Morgue Central de Lima, mientras que las investigaciones quedaron a cargo de la División de Homicidios de la Policía Nacional.


0 Comentarios
¿Qué opinas?