Tu mascota se enfermó y el veterinario le recetó medicamentos y te estás preguntando como harás para administrarle las dosis de sus remedios. Hay varias alternativas para ello.

En primer lugar puedes intentar darle el comprimido con su comida, dentro de un pedacito de carne picada. Otra alternativa es jugar con el perro haciéndole desear el bocado de carne, verás que se lo comerá de inmediato.

Por sea caso no es recomendable mezclar el medicamento en una porción muy grande porque es más que seguro que dejará una parte y no ingerirá completamente la medicación, recuerda mascotas.com

Si el medicamento se lo tienes que dar en la boca lo que puedes hacer es acercar tu perro a una pared para que no pueda retroceder o subirlo a una mesa, ya que odian los sitios altos. Sin embargo, hay que asegurarse que no se vaya a hacer daño al tratar de escapar, es conveniente contar con la ayuda de otra persona.

Estos consejos te ayudarán:

Sostén el medicamento entre el dedo pulgar e índice.

Con la otra mano abre suavemente el hocico del perro, con los dedos apretar detrás de los dientes caninos superiores e inclinar la cabeza del animal hacia atrás para que baje la mandíbula.

Use los otros dedos donde sostiene la píldora con la mano derecha para bajar el maxilar inferior poniendo los dedos por detrás de los colmillos y empujando hacia abajo.

Pon rápidamente el comprimido en el fondo de la boca, lo más profundamente como sea posible.

Cerrar la boca del perro, sostenerla cerrada y bajar la cabeza a una posición normal que facilitará la ingesta.

Si todo sale bien, felicita a tu engreído y dale un premio. Eso facilitará la próxima dosis.