Jordan Spieth sabe cómo engreír a su familia. Y es que tras coronarse como el mejor del mundo, el golfista decidió darle un regalo muy especial a su novia e hijos y les compró una mansión valorizada en 8.5 millones de dólares.

Gracias a su excelente 2015, Spieth pudo pagar el inmueble. El año pasado destronó a Tiger Woods como el golfista mejor pagado al embolsarse 53 millones de dólares. 

La mansión tiene un simulador de golf en el interior, al igual que una cancha de básquet. Asimismo, como todo un amante de las parrillas, tiene un cuarto dedicado a la actividad. Este se encuentra al costado del garage para 12 autos. Sin duda, todo un lujo.

Great week in Kapalua with my family. Thanks NetJets for the flight home. #IflyQS

Posted by Jordan Spieth on lunes, 11 de enero de 2016


Sepa más:
¿Qué opinas?