FOTOS: La alegría de Andy Murray y el lamento de Djokovic en el US Open

El partido, que duró cuatro horas y 54 minutos, se quedó a sólo uno de empatar el de mayor duración en la historia del US Open, en el que Murray consiguió un total de 160 puntos.

El escocés Andy Murray, tercer favorito, se proclamó campeón del Abierto de Estados Unidos tras vencer en la final masculina por 7-6 (12-10), 7-5, 2-6, 3-6 y 6-2 al serbio Novak Djokovic, segundo cabeza de serie.

Murray, de 25 años, logró su primer título "grande" en las cinco finales que ha disputado y rompió el maleficio que desde hace 76 años pesaba sobre el tenis británico, que no había podido conseguir un título masculino de Grand Slam.

El escocés, que también ganó a Djokovic en las semifinales olímpicas de Londres 2012, donde fue medalla de oro, había perdido las finales del Abierto de Estados Unidos (2008), las del Abierto de Australia (2010 y 2011) y la de Wimbledon (2012) ante el suizo Roger Federer.
      
El triunfo le permite a Murray ser el sucesor del legendario tenista británico Fred Perry, que ganó ocho títulos de Grand Slam y dos más de Pro Slams.

El momento histórico para el tenis británico tuvo como espectadores de excepción nada menos que al veterano actor escocés Sean Connery, el James Bond del cine, que a sus 82 años no quiso perderse la hazaña deportiva conseguida por Murray.