Roland Garros: Serena Williams se esfuerza hasta las lágrimas y avanza a la final

La tenista estadounidense lloró en varios pasajes de un encuentro complicadísimo, que tuvo que remontar. Ahora se medirá en la final ante la checa Lucie Safavora.

La estadounidense Serena Williams, número uno del mundo, firmó este jueves una cuarta remontada en la actual edición de Roland Garros para acceder a su tercera final en la arcilla de París, contra la sorpresa del torneo, la checa Lucie Safavora, 13 del mundo, que no le ha ganado nunca.

La número uno del mundo se impuso a la suiza Timea Bacsinszky, 23 del ranking, 4-6, 6-3 y 6-0 en 1 hora y 54 minutos, en un partido marcado por los problemas físicos, reales o fingidos, de la estadounidense.

Aquejada de un proceso gripal, según su entrenador Patrick Mouratoglou, Williams multiplicó las escenas de dolor, de malestar, de queja permanente, pero acabó ganando el duelo para lograr la final 24 de su carrera.

Acabó así con la suiza Bacsinszky, la estudiante de hostelería de 26 años que había alcanzado por vez primera las semis de un grande, sin que antes de este año hubiera superado nunca la segunda ronda.

GRAN REACCIÓN DE SERENA

La helvética se anotó el primer set y rompió el servicio de su rival en el quinto juego del segundo. Hasta ahí llegó su resistencia.

Desde ese momento, no sumó ningún juego más y Williams le endosó diez juegos consecutivos, suficientes para cerrar el segundo set y un 6-0 en el tercero.

LO QUE VIENE

Su rival por su tercer copa Suzanne Lenglen, la checa Safarova, de 28 años, accedió a su primera final de un grande tras derrotar a la serbia Ana Ivanovic, vencedora en 2008, por 7-5 y 7-5 en 1 hora y 52 minutos.

Semifinalista en Wimbledon el año pasado, se convirtió en la primera checa en jugar la final de París desde que en 1981 lo hiciera Hana Mandlikova.

A diferencia de Williams, Safarova llega a la final sin haber concedido una manga y habiendo dejado en el piso a rivales de entidad, como la rusa Maria Sharapova, número dos del ranking y defensora del título en Roland Garros.

Si lograra imponerse en la final sin perder un set se convertiría en la primera tenista en hacerlo desde la belga Justine Henin en 2007. EFE