Denuncian el asesinato de cinco indígenas en el suroeste de Colombia

Tres de las víctimas fueron sacadas de sus viviendas ubicadas en una zona rural del municipio de Suárez el miércoles pasado y ese mismo día aparecieron tiroteados en un camino.
Referencial/Andina

Cinco indígenas colombianos fueron asesinados en los últimos días del departamento colombiano del Cauca (suroeste), la misma región en la que murieron once militares y 24 resultaron heridos en un ataque de las FARC, informaron este viernes fuentes oficiales.

La denuncia la hicieron por separado la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) y la Defensoría del Pueblo, que reclamaron a las autoridades agilidad en las investigaciones de este crimen algunas de cuyas víctimas son familiares entre si.

Según la ACIN, tres de las víctimas, identificadas como Mario Germán Valencia, Belisario Trochez Ordóñez y Cristian David Trochez, fueron sacadas de sus viviendas ubicadas en una zona rural del municipio de Suárez el miércoles pasado y ese mismo día aparecieron tiroteados en un camino.

Los otros dos indígenas, Berney y Wilson Trochez, fueron reportados como desaparecidos desde el día 15 pero luego los encontraron muertos en otra zona rural de Suárez.

La Defensoría del Pueblo, por su parte, lamentó "este múltiple crimen, que involucra como víctimas a miembros de una misma familia", al tiempo que expresó su "preocupación por el persistente clima de violencia en esa región del suroccidente colombiano".

Pese al recrudecimiento de la violencia contra los indígenas, la ACIN expresó al Gobierno colombiano su apoyo a los diálogos de paz con las FARC en Cuba.

Sin embargo, hicieron un llamado a los organismos de Derechos Humanos, a la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) "para minimizar los impactos del conflicto dentro de los territorios indígenas, campesinos y afros".

Igualmente solicitaron a los organismos humanitarios hacer un barrido para retirar de los territorios artefactos explosivos abandonos y sembrados por los actores armados en conflicto.

También hicieron "un llamado al Gobierno Nacional y a la guerrilla de las FARC para que redoblen sus esfuerzos para que el proceso de negociación de La Habana llegue a buen término".

En medio de las negociaciones de paz, las FARC atacaron en la madruga del miércoles un destacamento militar en zona rural de Buenos Aires, también en el Cauca, causando la muerte a once militares y heridas a 24 más.

La Defensoría del Pueblo pidió a las autoridades del Cauca identificar "cuanto antes a los autores materiales e intelectuales del homicidio de cinco comuneros indígenas".

EFE