El Vaticano prohibió a obispos irlandeses informar sobre abusos

En carta que data de 1997, nuncio del Vaticano en Irlanda sostiene que acusaciones de abusos a menores tienen que analizarse dentro de la jerarquía eclesiástica.
Foto: AFP (Referencial)

En una carta firmada en 1997 por el nuncio del Vaticano en Irlanda, la Santa Sede ordenó a los obispos de ese país a que no informasen a la policía sobre posibles casos de abusos a menores cometidos por sacerdotes, informó el diario El Mundo de España.

Un año antes de esta misiva publicada por la televisión irlandesa RTE, la iglesia católica irlandesa manifestó su intención de colaborar con las autoridades para identificar a los sacerdotes pedófilos, luego de una ola de denuncias sobre estos delitos. Sin embargo, el representante del Vaticano en Irlanda, el arzobispo Luciano Storero, señaló en la carta que las acusaciones de abuso y el castigo se administren “dentro de la jerarquía eclesiástica”.

"Dado que las políticas de abusos sexuales en el mundo anglosajón muestran muchas o las mismas características y procedimintos, la Congregación está embarcada en un estudio global de ellos. En el momento apropiado, con la colaboración de las Conferencias Episcopales afectadas y en diálogo con ellas, la Congregación no será negligente en el establecimiento de directivas concretas con respecto a seas políticas", indica en la misiva el representante diplomático de Juan Pablo II.

En declaraciones a AP, Colma 0’Gorman de Amnistía Internacional en Irlanda sostuvo que "la carta es de gran significado internacional, porque muestra que la intención del Vaticano era evitar que se informase de los abusos a las autoridades criminales. Y si esa instrucción se aplicaba aquí, se aplicaba en todas partes".

En Dublín, capital de Irlanda, más de 100 sacerdotes católicos son sospechosos de abusos sexuales contra 390 menores de edad desde 1940. Sin embargo, el año pasado el Vaticano desestimó la destitución de uno de estos clérigos acusados.