El aborto es legal en Eslovaquia desde 1990. | Fuente: Flickr

El Parlamento de Eslovaquia tiene previsto aprobar una ley que afecta directamente el derecho de las mujeres a someterse a un aborto, procedimiento que es legal en dicho país desde abril de 1990. Las mujeres que decidan someterse a este procedimiento estarían obligadas a realizarse a una ecografía para ver al feto y escuchar sus latidos.

La propuesta, que ha sido calificada de “perversa” por diversas organizaciones de derechos civiles cuenta con la firma de tres diputados del Partido Nacional Eslovaco, conocido por ser de carácter conservador. De acuerdo a sus promotores, la intención detrás de esta medida es “asegurar que la mujer esté informada del estado de su embarazo” antes de proceder con la intervención.

No es la única medida que comprende esta ley, que también incluyen penalizaciones a la publicidad de clínicas que practican abortos, algo que no tiene precedentes en Europa, pero sí en algunos de los estados más conservadores en Estados Unidos.

La semana pasada, Amnistía Internacional y Human Rights Watch publicaron una carta firmada por más de 30 organizaciones, en la que afirmaron que no existe ninguna razón médica que sostenga que es necesario que una mujer deba ver y escuchar los latidos del feto antes de abortar.

"Los cambios legislativos sobre la mesa buscan limitar los derechos reproductivos de la mujer en Eslovaquia", ha denunciado Mónica Costa Riba, de Amnistía Internacional, a El Mundo.

7500 abortos voluntarios son practicados anualmente en Eslovaquia. Los impulsores de esta ley aseguran que esta cifra podría reducirse si el proyecto de ley obtiene el apoyo mayoritario de la Cámara de Diputados. Este país permite el aborto sin restricciones hasta la duodécima semana de gestación y hasta la semana 24 de existir riesgo para la madre o el feto.

¿Qué opinas?