Fidel Castro propone persuadir a Obama para que evite guerra con Irán

Afirmó ante el Parlamento cubano que hace ocho semanas pensó que el "peligro inminente de guerra no tenía solución posible", pero ahora piensa que hay "una esperanza y muy profunda".
Foto: EFE
El ex presidente cubano Fidel Castro afirmó hoy que existe una "profunda" esperanza de evitar una guerra entre EE.UU. e Irán, y propuso persuadir al mandatario estadounidense, Barack Obama, de no entrar en un conflicto nuclear porque sólo él puede tomar la decisión.

Castro afirmó ante el Parlamento cubano que hace ocho semanas pensó que el "peligro inminente de guerra no tenía solución posible", pero ahora se ha percatado de que hay "una esperanza y muy profunda, por cierto".

El líder cubano expuso su análisis en un "mensaje" a los diputados durante una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional solicitada por él mismo para analizar la situación internacional y los peligros de una guerra nuclear.

Tras advertir el desastre que supondría un conflicto bélico de esa naturaleza, dijo que ahora tiene la "seguridad de que no será así" y que "se están creando en estos momentos las condiciones para una situación ni siquiera soñada hasta hace muy poco".

Como ejemplo, mencionó el caso de Gerardo Hernández, uno de los cinco agentes cubanos presos en EE.UU. por espionaje, cuya liberación de una celda de castigo esta semana interpretó como "un hecho que no se había producido en 12 años de implacable odio del sistema contra Cuba y contra él".

"Un hombre tendrá que tomar la decisión en solitario, el presidente de Estados Unidos. Con seguridad por sus múltiples ocupaciones no se ha dado cuenta todavía, pero sus asesores sí empiezan a comprenderlo", destacó Castro.

Según aseveró, Irán no cederá "un ápice" ante las exigencias de Estados Unidos e Israel, y Obama es quien tendría que ordenar "tan anunciado y pregonado ataque siguiendo las normas del gigantesco imperio".

Resaltó que, en el instante en que Obama tomara esa decisión, estaría "ordenando la muerte instantánea" de cientos de millones de personas, incluidos habitantes de su país y tripulantes de la flota norteamericana en los mares en torno a Irán.

No obstante, el líder cubano destacó que gracias al "azar" Obama es "un descendiente de africano y de blanco, de mahometano y cristiano, y no lo hará si se logra que tome conciencia de esto".

"Los líderes de los países más poderosos del mundo, aliados o adversarios, con excepción de Israel, lo exhortarían a que no lo haga", agregó.

En su opinión, la "ventaja" en el caso de Obama en comparación con anteriores mandatarios estadounidenses es que no es un "cínico" como Richard Nixon, ni un "ignorante" como Ronald Reagan.

Castro no había asistido a ninguna reunión de la Asamblea desde el año 2006, cuando enfermó y delegó la Presidencia del Gobierno a su hermano Raúl, quien asumió oficialmente el cargo en febrero de 2008.

A punto de cumplir 84 años el día 13 de agosto, el ex mandatario retornó en julio a la escena pública y ha realizado varias visitas y reuniones con diversos sectores del país. EFE