Perú recupera cráneo preincaico tras estar perdido 82 años

La calavera preincaica de más de 2.000 años de antigüedad desapareció después de la Exposición Iberoamericana de 1929 realizada en Sevilla (España).

El cráneo preincaico de más de 2.000 años de antigüedad recuperado en Sevilla tras estar 82 años perdido, al desaparecer después de la Exposición Iberoamericana de 1929, ha sido entregado hoy a las autoridades del Estado peruano, que procederán a su repatriación.

La entrega del cráneo, al parecer de un varón joven, de unos 30 años, ha tenido lugar en el antiguo pabellón de Perú de la Expo del 29, actual sede del Consulado General de este país en la capital andaluza.

La calavera preincaica formó parte, junto a huacos -cerámica-, otros cráneos, restos arqueológicos, mantos y momias, del patrimonio peruano exhibido en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, entre mayo de 1929 y junio de 1930.

Durante el acto, el nuevo cónsul de Perú en Sevilla, Óscar Barrenechea, ha explicado que, según la documentación existente, un colaborador del arquitecto Manuel Piqueras en la construcción del pabellón peruano regaló el cráneo al artista pictórico Antonio Plata Olmedo en 1931.

Una inscripción manuscrita en su parte posterior dice :"esta calavera me la regaló mi amigo Ismael Pozo, eminente escritor peruano, estuvo expuesta en el Pabellón de Perú durante la Exposición Iberoamericana y procede del Cuzco, con una antigüedad de más de 2.000 años. Para que conste lo firmo en Sevilla a 20 de febrero de 1931. Antonio Plata Olmedo, artista-pintor".

A partir de ahí, según el cónsul, se le perdió la pista, hasta que la viuda del médico sevillano Rafael Fernández Domínguez, María Antonia Moya, informó de que su marido lo había recibido como regalo y, motivada por su hijo, el médico Luis Fernández Moya, lo entregó al ex director del Museo Arqueológico de Sevilla Fernando Fernández.

Éste lo hizo llegar a Luis Hurtado, quien lo remitió al Departamento de Anatomía Humana de la Universidad de Sevilla, donde ha sido estudiado por su profesor titular Jesús Ambrosiani y el de Medicina Legal Leandro Picabea, y, casi un año después, ahora ha sido entregado para su restitución al territorio peruano.

Barrenechea ha dicho a Efe que este bien será repatriado en breve cuando culmine el procedimiento administrativo que sigue la Embajada de Perú en Madrid con el Ministerio de Asuntos Exteriores español y según el convenio entre ambos países, tras lo que se remitirá por una valija diplomática especial al Ministerio de Cultura peruano.

Ha resaltado que la protección y la recuperación del patrimonio cultural peruano es una política de Estado para el Gobierno de Perú.

El cónsul ha agradecido el "gesto" de Luis Hurtado, coordinador del proyecto de recuperación de esta pieza, y de todas las personas que lo han hecho posible, como "ejemplo de ética personal que debe ser encomiada y emulada", sobre todo por quienes poseen colecciones de bienes precolombinos peruanos que permanecen en el exterior.

Hurtado ha recalcado que la entrega de este cráneo preincaico a Perú es "un acto simbólico" y marca "un precedente muy importante y un punto de salida para la posible recuperación de otras piezas de la Exposición de 1929 que se quedaron en Sevilla". EFE