Las violaciones constituyen una verdadera epidemia en la India. | Fuente: Getty Images

Por resistirse a ser violada, una niña de 10 años fue quemada y arrojada a un pozo. El hecho se produjo en el estado de Jharkhand, en la India, cuando la menor se encontraba jugando fuera de su casa y fue abordada por dos hombres que le ofrecieron dulces. La menor se negó y fue tomada a la fuerza, informa el periódico The Hindustan Times.

Los sujetos la llevaron contra su voluntad a una unidad de trituración de piedra en el pueblo, donde la desnudaron e intentaron ultrajarla. Como la pequeña mostró resistencia e intentó escaparse, le vertieron querosene en la espalda, prendieron fuego y la lanzaron a un pozo abandonado.

La niña, que terminó con quemaduras graves en el 60% del cuerpo, gritó hasta que una mujer que pasaba por la zona la escuchó y ayudó con otros pobladores.

La Policía registró cargos del intento de violación y asesinato contra los dos hombres y detuvo a cinco sospechosos para interrogarlos.

De 11,000 delitos contra mujeres registrados por la policía de Nueva Delhi en 2014, sólo nueve fueron procesados. | Fuente: AP
Las autoridades indias han sido duramente criticadas por permitir la impunidad de los agresores. | Fuente: Getty Images
Sepa más:
¿Qué opinas?