El anciano llamó en más de 24,000 oportunidades a la empresa según la prensa nipona. | Fuente: Istock | Fotógrafo: Kikovic

Un pensionista japonés fue detenido en Tokio por presuntamente haber realizado 24,000 llamadas para quejarse del servicio que le ofrece su compañía de teléfonos, informó este martes la policía y la prensa local.

Se trata de Akitoshi Okamoto, de 71 años, quien fue detenido la semana pasada por realizar centenares de llamadas durante ocho días a un número gratuito de la sección de servicio al cliente del operador telefónico KDDI.

Quejas continuas

Sin embargo, esto sería la punta del iceberg, pues según la prensa, habría realizado miles de llamadas desde un teléfono público para dejar clara su insatisfacción con la compañía e insultar al personal del servicio al cliente.

"Exigía que el personal de KDDI le pidiera disculpas por violar su contrato. También solía colgar rápidamente después de marcar el número", dijo un portavoz de la policía.

El jubilado ha sido detenido acusado de "obstrucción fraudulenta de los negocios", dijo el portavoz.

Aumento de adultos mayores

Japón registra un creciente número de problemas sociales causados por el rápido envejecimiento de la población.

Los conductores de edad suelen causar graves accidentes de tráfico y las compañías ferroviarias se quejan de que cada vez son más habituales los casos de violencia contra el personal protagonizados por clientes mayores.

(Con información de AFP)

Sepa más:
¿Qué opinas?