Santos da ultimátum a las FARC tras visita armada a poblado

El presidente de Colombia advirtió a las FARC que se les "agotó el tiempo" para terminar las conversaciones de paz en la fecha convenida.
Juan Manuel Santos brindó estas declaraciones en el departamento de La Guajira. | Fuente: EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió a las FARC que se les "agotó el tiempo" para terminar las conversaciones de paz en la fecha convenida, el 23 de marzo, y recuperar así la confianza ciudadana tras la polémica visita al país de delegados junto a guerrilleros armados.

La dura declaración de Santos tuvo lugar en el departamento de La Guajira (norte), el mismo que visitaron el jefe negociador de las FARC, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango, y "Joaquín Gómez", alias de Milton de Jesús Toncel Redondo.

Los delegados de las FARC participaron en un acto público en la aldea de Conejo y estuvieron escoltados por un grupo de guerrilleros fuertemente armado, una situación que ha generado un aluvión de críticas y que el presidente definió como "inaudita" e "inaceptable".

"A su regreso a La Habana los señores de las FARC deben concentrarse en lo siguiente: Ya se agotó el tiempo para terminar las negociaciones. La fecha del 23 de marzo, acordada entre el presidente de la República y el comandante de las FARC, está a menos de cinco semanas", avisó.

Además, advirtió de que los puntos que faltan para firmar la paz "deben estar resueltos antes de la fecha acordada", porque de lo contrario "los colombianos entenderemos que las FARC no estaban preparadas para la paz".

Su reacción, la primera después de que se conociera la visita de los delegados guerrilleros, sorprende porque el propio Santos había mostrado cierta flexibilidad sobre la fecha, algo que expresó a principios de mes en Washington, donde conmemoró el 15 aniversario del Plan Colombia.

"Estamos usando la fecha límite para tratar de cumplirla -dijo el mandatario- Que sea dos días después, un día antes o una semana más tarde no importa", dijo en una charla auspiciada por varios centros de estudios.

Sin embargo, su discurso se ha endurecido con la visita a Conejo, que a su juicio "va en contravía de lo que buscamos con el proceso de paz: romper definitivamente el vínculo entre armas y política".

"No solamente violaron las reglas y los protocolos, sino que es un duro golpe a la confianza depositada en la negociación y a la confianza de los colombianos en el proceso", apuntó el presidente.

EFE

¿Qué opinas?