Pollard quedó en libertad tras 30 años de prisión. | Fuente: AFP

El espía estadounidense e israelí Jonathan Pollard, de 60 años, obtuvo hoy su libertad tras pasar 30 años en una cárcel federal de Carolina del Norte (sur de EEUU) por vender información armamentística y de seguridad a Israel, confirmaron a Efe fuentes israelíes.

"Es un momento muy especial, estamos muy contentos de que esté fuera y pueda construir una vida y recibir el tratamiento médico que necesita", señaló a Efe un portavoz de su campaña, que añadió que "30 años es un periodo muy largo".

El portavoz, evitó pronunciarse sobre las condiciones de su liberación que, aseguraron, explicarán más adelante sus abogados en EEUU a través de un comunicado.

Según el diario israelí Haaretz, las condiciones de la libertad condicional anticipada (Pollard fue condenado a cadena perpetua pero en aquellas fechas la legislación permitía esta opción tras 30 años) le prohíben viajar a Israel, salir del área de Nueva York donde ha elegido vivir, conceder entrevistas e incluso utilizar internet.

Durante décadas, las autoridades israelíes han pedido a los sucesivos presidentes estadounidenses el indulto para Pollard, en los últimos años por motivos humanitarios, dado el deterioro de su salud, pero la Casa Blanca siempre lo ha rechazado, argumentando la gravedad de su falta, su falta de arrepentimiento y el riesgo para la seguridad del estado.

Pollard, al que Israel concedió la nacionalidad en los años 90, fue capturado el 21 de noviembre de 1985, cuando trataba de refugiarse junto a su entonces esposa, Anne Pollard, en la embajada israelí en Washington, donde los guardias de seguridad le rechazaron cuando llegó en coche a la entrada.

EFE