"No es un héroe": Hombre que redujo al atacante de Londres mató a una joven discapacitada en el 2003

 James Ford asesinó a una joven de 21 años, cortándole la garganta y estrangulándola. Los motivos del crimen nunca salieron a la luz. 

El ataque en el puente de Londres fue realizado por un miembro del Estado Islámico. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: BEN STANSALL

Este viernes, el pánico se desató en la capital del Reino Unido. Usman Khan, un hombre de 28 años, acuchilló en nombre del Estado Islámico a dos ciudadanos e hirió a tres más al atacarlos con un arma blanca. Y, aunque la Policía le disparó acabando con su vida, varias imágenes que circulan en internet muestran cómo tres personas arriesgaron su vida para reducirlo antes de que dañara a más personas.

Una de estas personas, descrita en los medios como un “valiente ciudadano”, ha resultado ser un asesino en libertad. De acuerdo con medios ingleses, James Ford, de 42 años, asesinó a Amanda Champion, una joven discapacitada de 21 años, en julio del 2003. Luego de ser condenado por asesinato, pasó gran parte de su vida en la Standford Hill Prison. El día del atentado en el Puente de Londres Ford se encontraba de permiso penitenciario. 

“No es un héroe; es un asesino en libertad”, señaló Angela Cox, la tía de la joven a quien Ford cortó la garganta y estranguló, a The Mirror. 

LA HISTORIA

James Ford confesó el asesinato de la joven, pero con el paso del tiempo logró tener beneficios penitenciarios. Cox, de 65 años, se ha mostrado molesta por la salida de este hombre, debido a que considera que es un “asesino en libertad”, y que su familia desconocía que se encontrara fuera de prisión.

De acuerdo con The Mirror, Ford nunca reveló los motivos que lo llevaron a asesinar a la joven Amanda. De hecho, la Policía británica descubrió que él era el criminal luego de que este le confesara a un voluntario de la organización benéfica Samaritans lo que había hecho. Este, a su vez, rompió la política de confidencialidad de la organización y contó a las autoridades la información que tenía.

Cuando fue condenado, el juez le dijo a Ford que lo que hizo fue “un acto de maldad”, y que estaba claro que tenía un “interés por lo macabro” y “una obsesión con la muerte”.

¿Qué opinas?