Policías acuerdan terminar huelga que disparó la violencia en Brasil

Más de 120 personas han sido asesinadas desde que los efectivos dejaron de patrullar las calles del estado de Espírito Santo.
El incremento de la criminalidad en Brasil se origina de la profunda crisis económica que ha dejado a algunos estados en la quiebra. | Fuente: EFE

El Gobierno del estado de Brasil de Espírito Santo y asociaciones representantes de la Policía Militar formaron este viernes un acuerdo que pondría fin a la huelga que desató una ola de violencia con al menos 121 muertos.

En el documento filtrado por el diario O Globo, los efectivos prometen volver a sus labores "a las 07.00 hora local" (09.00 GMT) de este sábado. Así lo dio a conocer el secretario de Derechos Humanos de Espírito Santo, Julio César Pompeu, en una rueda de prensa. El funcionario dijo, además, que los agentes que secundaron el paro "no sufrirán sanciones disciplinarias".

Peligrosa medida de fuerza. La huelga policial en protesta por las malas condiciones laborales y la falta de inversión en seguridad originó seis días de caos en Vitoria, la capital regional, y otras ciudades del estado. La ausencia de las patrullas en las calles hizo más visible la criminalidad y la violencia en la zona, donde al menos 121 personas fueron asesinadas, según datos del Sindicato regional de los Policías Civiles.

La crisis obligó al estado a enviar al Ejército a resguardar las calles desde el miércoles. Más de dos mil soldados y agentes especializados se hicieron cargo de la seguridad, lo que redujo las acciones violentas, pero no acabó definitivamente con ellas.

Soluciones y promesas. El acuerdo también recoge el compromiso de crear una comisión para estudiar la carga horaria de trabajo de los policías y los bomberos militarizados con un plazo máximo de 60 días para presentar los resultados.

Este acuerdo llega días después de que el presidente de Brasil, Michel Temer, condenó el paro y lo tildó de "ilegal". Temer había prometido, además, que actuaría con rigor para confrontar estos "comportamientos inaceptables".

En un comunicado oficial, el mandatario instó a los agentes a que "vuelvan al trabajo, como ha determinado la justicia" y que negocien sus salarios "dentro del más absoluto respeto a la ley".

Durante los últimos seis días, los familiares de los policías militares han acampado en la puertas de los cuarteles para impedir la salida de los agentes, quienes por tener estatus de soldados no pueden declararse en huelga.(EFE)


La ausencia de policías en las calles provocó una crisis de inseguridad ciudadana que cobró al menos 121 muertos. | Fuente: AFP
Desde el miércoles, el estado de Espírito Santo tiene sus ciudades resguardadas por más de dos mil agentes del Ejército brasileño. | Fuente: ElPeriódico.com | Fotógrafo: Antonio Lacerda
Sepa más:
¿Qué opinas?