La ciudad de Mosul fue una de las principales afectadas por las incursiones y ocupación del Estado Islámico. | Fuente: AFP

Irak cifró este lunes en 88,200 millones de dólares el coste de la reconstrucción del país por la devastación sufrida durante los tres años de guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), unos fondos que Bagdad espera recaudar en la conferencia de donantes que comenzó en Kuwait.

El presupuesto se destinará, en parte, a levantar de nuevo las infraestructuras dañadas por ISIS y por los combates de los yihadistas contra las fuerzas gubernamentales, que tuvieron lugar entre 2014 y diciembre pasado, explicó el ministro de planificación iraquí, Salman al Yumaili, en la sesión inaugural de la conferencia, según la agencia oficial kuwaití, KUNA.

Entre otros proyectos, se deberán recuperar 138,000 viviendas que resultaron dañadas en las zonas que ocupó el grupo yihadista, muchas de las cuales quedaron totalmente destruidas, según el presidente del fondo de reconstrucción, Mustafa al Hiti.

La ciudad de Mosul (norte), con cerca de dos millones de habitantes, fue la urbe más poblada que estuvo bajo el control del Estado Islámico y es una de las más afectadas por la sangrienta batalla para su liberación, que se prolongó entre octubre de 2016 y el pasado julio.

Los fondos también serán utilizados para apoyar a los cerca de 2.6 millones de personas que continúan desplazados de sus hogares tras los combates, además de para llevar a cabo proyectos de desarrollo económico, estabilización y de fomento a la convivencia.

Los proyectos de desarrollo, todos ellos abiertos a las inversiones privadas extranjeras, incluyen la recuperación del aeropuerto de Mosul y la construcción de nuevas líneas de ferrocarril, aeropuertos, carreteras y puertos.

Asimismo, una jugosa parte del presupuesto se enmarca en la recuperación y desarrollo del sector petrolero, motor de la economía del país, que también se vio afectado por los terroristas.

Entre los proyectos petroleros, se incluye la construcción de tres refinerías nuevas, la rehabilitación de otras dos y la construcción de cinco instalaciones de almacenamiento de crudo y derivados; además de tres nuevas plantas petroquímicas.

En total, el Gobierno iraquí ha presentado un paquete de 212 proyectos, que también plantean el desarrollo de sectores como la agricultura, el turismo, la sanidad, la educación o la energía solar.

EFE

0 Comentarios
¿Qué opinas?