La Sonora Matancera nació en Cuba, pero es del mundo

Se formó como la Tuna Liberal un 12 de enero de 1924. Entre los 49 intérpretes figuran los peruanos Ruben de Alvarado, Ramón Avilés y Vicky Jiménez.

 

Cuarenta y seis interpretes, once de ellas -otros dicen trece-  mujeres, tuvo La Sonora Matancera en sus ochenta y tres años de existencia. Entre sus voces figuraron  veintisiete interpretes varones cubanos, once puertorriqueños, dos colombianos, igual número de argentinos y también un mexicano, un dominicano, un venezolano, y un uruguayo.

 

Tres peruanos, dos varones y una mujer, cantaron con La Sonora  Matancera. Entre ellos, Rubén de Alvarado cantó durante cuatro años en los Estados Unidos, así como también  Vicky Jiménez y  Ramón Avilés cumpliendo actuaciones en espectáculos.

 

Los historiadores de la Sonora  aseguran su nacimiento el 12 de enero de 1924 . Dejan establecido que era un sábado para ser más exactos. Fue bautizada como La Tuna Liberal. Se organizó en la casa del intérprete de "tres" Valentín Cané en el barrio Ojo de Agua. También estuvieron en su primera formación  Manuel Sánchez, Domingo Medina, Juan Manuel Valera,Julio Govin, Ismael Goberna  Juan Llopis y el bajista Pablo Vásquez. Nacieron para animar las fiestas de la vecindad y mostrar sus habilidades musicales.

 

Entre los años 26 y 27 la Tuna Liberal cambió de nombre dos veces. Se le ubicó como el Sexteto Soprano por sus intérpretes y, posteriormente la Estudiantina Sonora Matancera. Con ese nombre dejan la provincia y se enfrentan con la actividad artística de La Habana. Se ubican entre los grupos grandes. Alcanza su primera grabación que incluye los temas "El porqué de tus ojos" y "Fuera, Fuera chino" de sus músicos el  "tresista" Valentín Cané y el guitarrista José Valera. Un segundo12 de enero tuvo que ver mucho en la existencia de La Sonora. Ese día de 1928 se abrieron las puertas de RCA y, en 78 r.p.m.. Luego los contrató la disquera Seeco Records, donde permanecieron casi quince años

 

En 1935 cambio de nombre por el de Sonora Matancera. Tenía ya muchos cambios. Había incorporado nuevos ritmos y entre sus músicos contó con nada menos que con Damaso Pérez Prado llamado, posteriormente cuando se alejó de la orquesta, el "Rey del Mambo.   

 

La Sonora tuvo un gran aliado en la radio. Sus temas fueron de repeticiones constantes en "Progreso" y "C.N.Q.". Muchos programas radiales fueron el camino para transformarse, con cambios y siempre avanzando. Muchos aseguran que, en su proyección internacional Radio Progreso y su onda corta, fue importantísima. De La Sonora Matancera, cuando se recuerda su éxito, inolvidable son sus cantantes y sus músicos que se fueron  alterando con mucha profusión. El gran olvidado en este gran éxito fue el arreglista Severino Ramos  a quien llamaban "Refresquito". Era todo un talento. Le dio la personalidad musical al conjunto.

 

Los años ubicados entre 1947 y 1958 son calificados como Años de Oro para la Matancera. Cuba en 1950 ya contaba con la televisión. Para la Sonora un gran espaldarazo. La Matancera que sembró en el mundo la "matancerización" en esos años tuvo voces como:

 

Bienvenido Granda desde 1944 hasta 1954 (cubano); Miguel de Gonzalo en 1947 (cubano); Alfredito Valdés en 1947, (cubano); Daniel Santos de 1948 a 1953 (puertorriqueño); Myrta Silva en 1949 (puertorriqueña); Celia Cruz de 1950 a 1965 (cubana); Manuel Puntillita Licea en 1951 (cubano); Leo Marini en 1951, 1952, 1955, 1958 y 1972 (argentino); Miguelito Valdés en 1951 y 1977 (cubano); Gloria Díaz (cubana), Raúl del Castillo (cubano), Las Hermanas Lago (cubanas), Martha Jean Claude (haitiana) y Bobby Capó (puertorriqueño) en 1952; Nelson Pinedo desde 1953 hasta 1958 (colombiano); Vicentico Valdés en 1953 y 1958 (cubano); Rodolfo Hoyos (cubano), Olga Chorens (cubana) y Tony Álvarez (cubano) en 1954: Estanislao Laíto Sureda (cubano) y Alberto Beltrán (dominicano) en 1954 y 1955; Celio González de 1955 a 1965 (cubano); Carlos Argentino Torres de 1955 a 1959 y luego en 1971 (argentino); Carmen Delia Dipiní en 1955 (puertorriqueña); Johnny López (puertorriqueño) y Chito Galindo (uruguayo) en 1957; Víctor Piñero (venezolano) y Rey Caney (cubano) en 1958. Grabaron todos los ritmos conocidos, desde la guaracha hasta la pachanga, pasando por el mambo y el chachachá.

 

La Sonora Matancera sale el 15 de julio de 1960 a cumplir un contrato en la ciudad de México. Allí estuvieron hasta 1962 cuando se trasladaron a Estados Unidos desde donde se proyectó con el trabajo de Rogelia Martínez que los llevo a todo el mundo para ratificar un éxito conquistado con mucho trabajo y esfuerzo.

 

Los estadísticos de La Sonora Matancera, cuando hablan de cifras señalan en 75 años de existencia:   

 

  • 1.057 grabaciones originales. 
  • 29 cantantes cantaron a su lado como coristas y han realizado coros.
  • 22 cantantes les acompañaron, entre ellos tres peruanos, en sus actuaciones sin lograr a grabar.
  • 50 instrumentistas estuvieron entre sus músicos.
  • 12 de ellos disqueros grabaron sus temas.
  • 52 ritmos musicales han estado presentes en sus acetatos.
  • Testimonio de su calidad musical esta en 8 películas.
  • Visitaron 29 países, varios en más de una ocasión.
Por: Miguel Humberto Aguirre