Difusi

El vocalista de los Rolling Stones, Mick Jagger, se robó el show de anoche en la 53 edición de los Premios Grammy, donde rindió un homenaje a la leyenda del soul Solomon Burke.

El cantante, que se presentó por primera vez en este evento, recibió la ovación de los casi 20 mil asistentes que se dieron cita en el Staples Center, en Los Ángeles.

Además de Mick, artistas como el trío de country pop Lady Antebellum, Katy Perry, Alicia Keys y más hicieron sus shows en la premiación. Pero sin duda, la performance del británico será una de las más recordadas.