Un traje de Mick Jagger vendido por 32 mil dólares en Londres

El vestido fue utilizado por el líder de las Majestades Satánicas durante la gira de 1972 por Estados Unidos y superó ampliamente su precio estimado, que no superaba los 20 mil.
Facebook oficial

Un traje del cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger, se vendió hoy por 32.000 dólares en la casa de subastas Christie"s en Londres, días después de que la banda de rock volviera a los escenarios tras cinco años de ausencia.

El vestido, diseñado por el británico Ossie Clark para Jagger, fue utilizado por el líder de las Majestades Satánicas durante la gira de 1972 por Estados Unidos y superó ampliamente su precio estimado, que era de entre 12.800 a 19.200 dólares.

La indumentaria consiste en un mono blanco perla sin mangas y escote delantero decorado con broches metálicos y lentejuelas, y se convirtió en uno de los lotes más cotizados de la subasta de "Cultura Popular" celebrada hoy por Christie"s.

Dentro la puja se vendieron también trajes e instrumentos de otros músicos como John Lennon, Elvis Presley o Madonna, objetos de sagas cinematográficas como Indiana Jones, James Bond o El Padrino, así como pertenencias personales de actores como Charles Chaplin.

OTROS OBJETOS SUBASTADOS

El mítico látigo que empuña Harrison Ford en la trilogía del intrépido arqueólogo alcanzó también los 32.000 dólares.

También se colocaron artículos relacionados con The Beatles como una camisa de algodón de John Lennon por 18.000 dólares, una colección de fotografías de la banda de 1963 por 14.000 dólares o una guitarra de Paul McCartney por 13.000 dólares.

Pocas semanas después de celebrarse 50 años de James Bond en el cine y con "Skyfall" aun triunfando en las carteleras, la saga del espía británico demostró también su éxito en las casas de subastas. En esta ocasión, un reloj utilizado por Pierce Brosnan en "El mañana nunca muere (Tomorrow Never Dies)" alcanzó los 17.000 dólares.

Durante la puja también se vendieron dibujos originales de clásicos de Disney como Pinocho o Cenicienta, un vestido que lució Madonna en un concierto en Barcelona por 26.000 dólares, una guitarra de Elvis Presley o un bastón del cómico y actor Charles Chaplin.

En cambio, dos de los objetos más esperados de la subasta, un traje de Madonna diseñado por Jean Paul Gaultier y un bajo destrozado por Krist Novoselic, de Nirvana, durante el videoclip "Smell Like Teen Spirit", no encontraron comprador.

EFE