Nacho acaba de lanzar su colaboración con Nicky Jam, "Monalisa". | Fuente: Difusión

El cantante venezolano Nacho, quien llegó a la fama como parte del exitoso dueto de latin pop “Chino & Nacho” se encuentra en un gran momento en su carrera como solista. Varias de las canciones que forman parte de su nuevo álbum “Uno” han alcanzado millones de visitas en YouTube, y ha colaborado con músicos de la talla de Noriel y Tito el Bambino.

Además, el video de su última colaboración con la cantante y actriz colombiana Greicy “Destino” ha superado las 100 millones de visualizaciones en YouTube y ha obtenido el disco de platino en Estados Unidos, un logro que Nacho nunca esperó alcanzar.

A pesar del éxito que está logrando con su música, Nacho atraviesa un difícil momento a nivel familiar, puesto que a través de sus redes sociales acaba de confirmar su separación de su esposa y madre de tres de sus cuatros hijos, Inger Devera, a quien al margen de la ruptura, afirma amar todavía. ¿Qué le depara el destino al intérprete de “Báilame”?

Háblanos sobre tu nuevo álbum como solista.

“Uno” es un álbum que me ha tomado un montón de tiempo hacer y para el que he trabajado muy duro. Estoy enamorado de todos los temas y de la producción. Todas las canciones tienen una historia que contar, estoy contento. Todos los temas van a tener un público, pero todos también tienen algo en común, que hace que puedas darle play desde la primera canción y escuchar el disco hasta la última.

Entre las canciones que buscas que calen en el público se encuentra “Emborráchate” junto a Noriel.

Noriel es un gran amigo. La verdad es que desde que lo conocí tuvimos una química maravillosa y hemos tenido la oportunidad de trabajar en varios proyectos. Él está conmigo en el remix de “No te vayas”, junto a Wisin… hemos hecho varias canciones que han tenido éxito, entonces creo que nos faltaba hacer un tema en el que solo estuviéramos nosotros dos. “Emborráchate” ha salido increíble y creo que va a gustar mucho.

El cantante venezolano también ha colaborado con Bad Bunny en el tema "Báilame". | Fuente: Difusión

No solo has trabajado con Noriel, sino que has colaborado con Tito el Bambino en el tema “La vida es una sola”. Estás en un punto de tu carrera en el que trabajas con grandes del reguetón, ¿cuál es tu opinión a propósito de la polémica sobre la inclusión del reguetón como un género en sí mismo y no como parte del género urbano en los Latin Grammy 2019? ¿Consideras que los reclamos de J. Balvin y Maluma son justos?

Cada quien tiene sus razones, y cada uno tiene un poquito de razón en lo que piensa. Yo no inventé la Academia de los Grammys y tampoco tengo muy claro cuáles son los puntos a evaluar, pero supongo que se trata de la calidad musical. Yo no me siento con la potestad de imponer o de decidir. Respeto mucho el reguetón, es la música latina más escuchada en este momento y no me gustaría que nadie subestimara el género y que la gente le diera el respeto que se ha ganado durante los últimos años. Yo voy a ser fanático del reguetón toda la vida, intérprete también y creo que lo logrado lo valida principalmente el público.

Eres un fanático del reguetón y asumo que también estás a favor de la fusión con otros ritmos. En el caso de Rosalía y la fusión de los ritmos urbanos y el flamenco, ¿qué te parece?

Me encanta Rosalía, es muy buena en lo que hace. Me gusta su talento, sus canciones… lo mejor para ella está por venir.

¿Cómo te sentiste con el éxito alcanzado con tu canción con Greicy “Destino”?

Fue un logro inesperado. Yo recibí la invitación de Greicy para formar parte de la canción, la grabamos con la mejor energía y el resultado ha sido como una bola de nieve que va bajando una montaña. Cada vez la canción tiene mejores números, mejores logros… logró el disco de platino en Estados Unidos y eso es mucho para un latino.

Hablando de colaboraciones… tú eres amigo del cantante de cumbia peruano Deyvis Orosco. ¿Han pensado en realizar un tema juntos?

Sí, tuvimos un par de actividades y quedamos en hacer algo juntos. Entre su agenda y la mía ha sido algo difícil reencontrarnos, pero sí deberíamos unir nuestros estilos de música, cultura y sonidos, seguir inventando nuevas tendencias… de eso estamos hechos los latinos, de la mixtura. Siempre voy a estar a favor de las colaboraciones.

Nacho, me es inevitable preguntarte por tu reconciliación con Chino. ¿Volverán a hacer música juntos?

La verdad no lo descarto, yo estoy muy contento con los logros que tuve en esa etapa de mi carrera. Gracias a Dios he tenido la dicha de sobrepasar, en números, los logros que tuve con “Chino y Nacho”, pero siento que ese regreso del dúo, más que una necesidad individual, sería una necesidad económica y no siento que me encuentre en ese momento. Ahora, hacer música con Chino por supuesto que sí y obviamente me gustaría en algún momento plantearnos una gira como dúo y revivir todos esos momentos mágicos que pasamos juntos.

Te separaste recientemente de tu esposa Inger Devera, la madre de tres de tus hijos. ¿Cómo estás afrontando junto a ellos este proceso?

Entiendo que para la gente puede ser muy difícil de asimilar que se decida poner pausa a una relación sentimental sin eliminar el seguirse queriendo y respetándose, pero yo no creo en un amor que se siente y de pronto desaparece. Entiendo que los intereses cambian, entiendo que las parejas pueden tener propósitos totalmente distintos; pero nunca he comprendido cómo se puede pasar tantos años al lado de una persona y al día siguiente sentir que todos esos sentimientos se borraron. Eso para mí sería una mentira. Yo sigo amando a la madre de mis hijos y la voy a amar para toda la vida. Voy a estar como su familia siempre: nosotros no tenemos discusiones, no nos faltamos el respeto, todo el tiempo trabajamos en conjunto para comunicarle a nuestros hijos cada cosa de la mejor manera, para que esto no genere en ellos ningún trauma que vaya a cambiar su bonita manera de ser. Siento que eso es lo más importante. Hay parejas que siguen juntos pero se la pasan peleando, se hacen daño, se agreden y permiten que los hijos vivan en un hogar en donde se vive todo eso.

La ola de migración de venezolanos al Perú ha despertado la amabilidad de muchos, pero también la xenofobia de otros. ¿Cuál es tu mensaje para aquellos que rechazan la migración de venezolanos?

Yo estoy seguro de que las acciones de solidaridad y generosidad de los peruanos con los venezolanos le ganan por números estratosféricos a cualquier expresión de xenofobia que pueda haber. En todo el mundo hay gente que odia, personas que no son empáticas ni solidarias. Yo le ofrecí a los venezolanos que quisieran devolverse a Venezuela los pasajes no por ser malagradecido o para retar a mis hermanos peruanos. Al final, fue una intención de poder brindarle un respiro a las personas que se han enfrentado a este tipo de situaciones, nada tiene que ver con las nacionalidades. Nosotros los venezolanos como nuevos inmigrantes tenemos que aprender muchísimo; debemos entender que tenemos que llegar a los lugares sin imponer, llegar con la mayor humildad posible, con el mayor sentimiento de agradecimiento y de respeto hacia la cultura del país que nos está recibiendo y a la idiosincrasia de su gente. Yo creo que estamos en proceso de aprender qué tenemos que hacer para poder convertirnos en parte de otra sociedad que nos recibe.

 

 

¿Qué opinas?