Áncash: Alistan juramentación de autoridades y latigazos en Año Nuevo

Las autoridades son castigadas por no realizar una buena gestión y los comuneros por no cumplir con la costumbre de Año Nuevo.
Referencial

Existen muchas cábalas para recibir el Año Nuevo. Seguramente, muchos seremos tentados para poner en práctica una de ellas. Pero también hay costumbres que han desarrollado los pueblos para que el nuevo año les sea más próspero, aunque algunas de ellas tengan que ver con dolorosos latigazos.

Este es el caso del centro poblado de Acopalca, ubicado en la provincia de Huari, región Áncash. Aquí sus habitantes se preparan para el tradicional aporque de maíz, que consiste en cosechar este grano el primer día del año y preparar sus tierras para la  siembra. Este acto, según sus creencias, les augura una buena siembra en el año entrante.

Latigazos para los incumplidos

Sin embargo, el futuro es muy doloroso para quienes no cumplen con  esta costumbre, pues una comisión conformada por el teniente gobernador y el agente municipal de la zona, supervisan las chacras y anotan los nombres de los comuneros que han desacatado esta tradición.

Tal es así que el día siguiente, es decir el dos de enero, los incumplidos son azotados en la Plaza de Armas, ante la presencia de todos los lugareños. Aquí están demás las excusas, la sanción es severa. Ellos deben prometer que no volverán a cometer el mismo error el próximo año.

El castigo también alcanza a las autoridades

El castigo también alcanza a las autoridades que, según la comunidad, no han cumplido a cabalidad sus funciones. Ellas reciben  más de un latigazo de parte de uno de los habitantes que tuvieron un comportamiento correcto durante el año que terminó.

El comunero Juan Chávez Rodríguez refiere que el dos de enero de este año, en Acopalca fueron castigados 15 comuneros y 7 autoridades en un acto público.

Y aunque parezca paradójico, después del dolor de los latigazos, en la misma plaza se vive una fiesta cívica, pues se realiza la juramentación de las nuevas autoridades elegidas por el voto popular una semana atrás.

En esta oportunidad serán juramentados los miembros de la Directiva Comunal que preside Humberto Romero, así como el nuevo teniente gobernador y el agente municipal.

Precisamente estas autoridades recientemente elegidas un día antes participan de la tradicional chaquipara que se realiza el uno de enero. La actividad costumbrista en la que participa todo el pueblo, consiste en chacchar la coca que es colocada sobre una mesa junto a los cigarros. Ello les permitirá saber si tendrán una gestión exitosa.

Otras costumbres de Año Nuevo

En Acopalca, el uno de enero también es un día especial para comer la fabulosa ensalada de chocho, el pan de trigo y tomar la deliciosa chicha de jora.

Además, es una fecha llena de música y baile, pues los pastorcitos de los barrios Vista Alegre, San Bartolomé y Purhuay danzan muy contentos, dando la bienvenida al Año Nuevo con dirección a la iglesia central de Huari.

La algarabía inunda las calles y afloran las esperanzas de un pueblo que hace votos porque el año que inicia sea mejor que el que se va.

Por: Yanet Reyes

Lea más noticias de la región Áncash