Aprendiendo a cuidar el medio ambiente en Trujillo

La ecoeficiencia destinada a incidir en el aprovechamiento de los recursos evitando la contaminación, fue difundida en la Semana de la Responsabilidad Social.
Cortes

Referirse a responsabilidad social resulta, probablemente, algo complicado para el ciudadano común, acostumbrado a los avatares del quehacer cotidiano. Se trata, sin embargo, de un tema que nos atañe a todos y a cada uno de quienes buscamos el bien propio y común.

Es por ello que el 2010, la Universidad Nacional de Trujillo a través de su Programa de Desarrollo Social y Ambiental, presentó la iniciativa de promover la Semana de la Responsabilidad Social con la finalidad de contribuir a la gobernabilidad y el desarrollo sostenible de la región.

Posteriormente, y con la consolidación de un grupo impulsor conformado por 36 instituciones públicas y privadas, el evento adquirió firmeza hasta llegar al 2013, año en que la temática giró en torno al cuidado de nuestro medio ambiente.

Connotados expositores de índole internacional llegaron a Trujillo para dialogar con funcionarios públicos, empresarios, estudiantes y público en general sobre el concepto de la ecoeficiencia.

Pero, ¿Qué significa ecoeficiencia? En otros términos consiste en producir más, con menos recursos pero evitando la contaminación, tendencia global que de ser aplicada con éxito, permitirá reducir los cada vez más elevados márgenes de contaminación ambiental.

Nombres como los de Baltazar Caravedo, Patricia Barros, Jesús Herrero, Pablo Barrenechea, Rosario Bazán, Rebeca Arias y Alessandra  Leverone; quedarán seguramente grabados en la mente de quienes tuvieron la oportunidad de escuchar el inaplazable llamado a luchar por el cuidado de nuestro entorno.

El evento cumplió su objetivo de difundir planteamientos que pueden y deben ser aplicados incluso en el hogar para coadyuvar con la conservación de nuestro hábitat.

Así, apagar las luces para evitar el consumo excesivo de energía o reducir la utilización de bolsas de plástico, son solo algunas de las sencillas acciones positivas para el medio ambiente.

Será importante ahora que las autoridades regionales se vuelvan actores protagónicos y asuman un rol proactivo en aras de cuidar la naturaleza, cada vez más afectada por elementos nocivos.

Ya no se trata de una opción. Cuidar el medio ambiente es ahora una obligación para salvar el planeta.
 
Por: Jorge Rodríguez

Lea más noticias de la región La Libertad