Una familia fue hallada muerta en el distrito de Quiaca en la provincia puneña de Sandia sin que se conozca hasta el momento los motivos del homicidio que ha consternado a la población.

 

Según se informó, a 300 metros de la Plaza de Armas, los vecinos encontraron los cuerpos de Viviano Genio Condori (62)y su esposa Saturnina Bobadilla (62).

 

También se encontraron los cuerpos del hijo de la pareja, Juan Genio Bobadilla (20), y su esposa Hilda Merma Mendoza (22), así como el de la empleada de la familia, una menor de 11 años con iniciales J.L.G.

 

Si bien todavía no se ha hecho el levantamiento de los cuerpos, efectivos policiales presumen que las víctimas fueron ahorcadas y posteriormente apuñaladas.

 

Se indicó que un niño de cuatro años sobrevivió a los hechos de sangre. Se presume que los asesinos no se percataron de la presencia del menor en otra de las habitaciones.