Carmen Rosa Villa: La violencia contra la mujer sigue teniendo como fuente la "discriminación estructural"

El II Foro "Mujeres de Cambio" presentó la sesión "Mujer en la sociedad" con la presentación de la integrante del Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada, Carmen Rosa Villa, y a las panelistas: Flor Pablo (Miinistra de Educación), Melissa Bustamante (UNFPA) y Fátima de Romaña (Woman In The Profession).

Carmen Rosa Villa, miembro del Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada | Fuente: RPP

La miembro del Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada, Carmen Rosa Villa, sostuvo este viernes que la sociedad mata a las mujeres cuando las trata como objetos y no como sujeto de derechos. Durante la sesión 'Mujer en la sociedad' del II Foro 'Mujeres de Cambio', la experta denunció que los patrones culturales mantienen a las mujeres como sumisas y con roles de madres del hogar. Mientras a los hombres se les asigna el patrón de la superioridad.

"Los esterotipos de género, tan arraigados en nuestra sociedad, el patriarcado, las relaciones desiguales poder, han hecho que hoy tengamos cifras alarmantes de muertes violentas de mujeres por el hecho de ser mujeres. Estás costumbres y prácticas lo que han hecho es preservar la discriminación y someter a las mujeres en la violencia", lamentó.

Carmen Rosa Villa precisó que "la violencia sigue teniendo como fuente la discriminación estructural" que impacta en el desarrollo social económico y político. Además, indicó que las políticas públicas son el resultado del diagnostico de la realidad y que es obligación del Estado rendir cuentas de los avances de estas.

"Tenemos que trabajar en prevención en tres áreas importantes: la educación integral con enfoque de género para acortar las brechas y las desigualdades entre hombres y mujeres. Ejercer nuestros derechos sexuales y reproductivos, que las mujeres y las niñas puedan dedicir cuándo, cómo con quién casarse, cuántos hijos tener y qué métodos usar. Y por último, garantizar el acceso a la justicia libre de estereotipos y prejuicios", recomendó.

Necesidad de cambiar estereotipos

La ministra de Educación, Flor Pablo, exhortó a sentir una indignación muy profunda que lleve al cambio de los estereotipos contra la mujer. Explicó que esos roles diferenciados y aprendidos en nuestra vida cotidiana generan desigualdad y violencia.

"El Estado ahí se pone por encima de las ideologías particulares, de las creencias y de los miedos. En este caso la educación, con ese curriculum altamente mediatizado por su cuestionamiento (...) pero ya está, ha pasado la vía judicial y (el enfoque de igualdad de género) va a seguir, no es un capricho de un gobierno", destacó.

Flor Pablo remarcó que es una necesidad del país cambiar las formas de ver la realidad, los paradigmas y la estructura cognitiva de relación entre hombres y mujeres. "Tenemos que educar de que niños y niñas tiene las mismas oportunidades y derechos y que podemos elegir entre nuestros propios talentos y orientaciones", agregó.

Asimismo, la ministra recomendó reconocer los estereotipos marcados con los que nos formamos y enfrentarlos para establecer una relación igualitaria entre hombres y mujeres.

Empoderamiento de la mujer

La oficial del proyecto United Nations Population Fund (UNFPA), Melissa Bustamante, coincidió en cuestionar la discriminación estructural de la mujer en las varias etapas de su vida.

"Me permito caracterizar a la violencia como un asunto de derechos humanos, es un asunto de salud pública y es la más frecuente forma de discriminación de las mujeres, sucede día con día. Es también el resultado de querer oprimir la información y el poder de la niña y adolescente que adquiere en la escuela y en la universidad", planteó.

Para Melissa Bustamante es necesario buscar el empoderamiento de la mujer con el enfoque de género. De esta manera fortalecer actitudes positivas como el autoestima y el conocimiento de los derechos.

Responsabilidad del sector privado

La representante de Woman In The Profession (WIP), Fátima de Romaña, consideró que la lucha contra la violencia contra las mujeres requiere articular medidas de diversos actores de la sociedad. La abogada afirmó que los estereotipos de género deben ser quebrados tanto en la familia como en la sociedad en general.

"Debemos mirar las responsabilidades no solo de cada uno de los actores, el sector privado tiene una responsabilidad muy grande y está en manos del sector privado educar a sus propios trabajadores", propuso.

¿Qué opinas?