Carreteras de Andahuaylas están afectadas con baches y deslizamientos

Algunos niños se ganan dinero llenando con tierra los baches de las pistas para que los transportistas no tengan problemas en su recorrido.
Juan Galv

Varios tramos de carreteras en Andahuaylas (Apurímac), especialmente de las zonas altoandinas, ubicadas por encima de los 3 500 metros sobre el nivel del mar, como Pampachiri, Pomacocha, Huayana, entre otros, están afectados con grandes huecos, baches y deslizamientos de tierra que constituyen serio peligro para accidentes de tránsito.

Lo mismo ocurre con la carretera que va hacia Abancay, en que una parte es asfaltada y la otra de es de tierra, lo que dificulta el normal tránsito vehicular.

Incluso hay niños que se han ideado el trabajo de llenar los baches, para recibir propina de parte de los transportistas.

Los pobladores y las empresas de servicio de pasajeros y de carga exigen a Provías Nacional del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, así como a las autoridades regionales y municipales, que realicen el mantenimiento respectivo aprovechando esta temporada de ausencia de lluvias.

Lea más noticias de la región Apurímac