Los padres de familia de la región Lambayeque han asumido en rol de maestros en sus casas, al enseñarles diversas materias a sus hijos, a consecuencia de la prolongada huelga que mantienen los docentes del Sutep.

RPP Noticias recogió el malestar que viven algunos padres de familia, y comprobó que muchos de ellos ahora han tenido que dividir los horarios de sus actividades para dictar clases a sus hijos en sus casas, y evitar que lo aprendido en los primeros meses y lo avanzado hasta ahora no se disipe con la suspensión de clases.
Delia Chero madre de tres niños contó a RPP Noticias que ahora deben asumir esta enorme responsabilidad, para que sus hijos tengan los conocimientos frescos, sin embargo reconoció que las horas perdidas ya no se recuperarán, perjudicando enormemente a los escolares.

“A las autoridades les pedimos que no hagan caso omiso a los problemas de los profesores porqué están perjudicando la educación de nuestros hijos. Los padres debemos darnos un tiempo para que ellos no se olviden de las cosas que se les enseñó en las aulas” dijo.

El pequeño Gerson, quien cursa el segundo año de primaria y resolvía unos problemas de matemática dijo con su voz tenue: “Yo quiero que se solucione los problemas de los profesores para volver a estudiar”.

A su turno, el gerente regional de Educación, Edilberto Bardales Román, manifestó que esta medida de lucha de los docentes perjudicará el nivel de aprendizaje de los estudiantes.

“Sin duda, esto repercute muchísimo en los resultados que se tengan que dar a fin de año. Yo no quiero ser pesimista  pero incluso después de esto puede haber hasta deserción escolar” sentenció.
Lea más noticias de la región Lambayeque